Noticias – Adventistas

Atención médica amplía la influencia de la iglesia en Mongolia

Más de 120 voluntarios viajaron al país para ofrecer ayuda en campaña evangelística.

Habitantes hacen fila para recibir atención médica gratuita ofrecido por proyecto de la Iglesia Adventista en el país.

Ulaanbaatar, Mongolia… [ASN] Después de tres años de preparación espiritual y planificación, el equipo de la versión internacional del programa Está Escrito y servidores de la Misión Adventista de Mongolia realizaron una campaña evangelística en Ulaanbaatar, capital del país. En total, más de 120 misioneros voluntarios fueron de otras naciones, uniéndose a los miembros de 14 iglesias y grupos que integraron el programa, que se realizó entre los días 4 y 11 de junio.

El proyecto titulado “¿En Qué Puede Usted Confiar?” (en idioma mongol: Юунд ч итгэж болно гэж үү) ofreció atención médica, dental y oftalmológica, además de presentaciones bíblicas durante la noche por John Bradshaw, orador oficial y director de Está Escrito. El equipo de voluntarios estaba formado por cerca de 80 profesionales del área médica de por lo menos cinco países, que condujeron ferias de salud en varios lugares de la ciudad, proveyendo varios servicios gratuitos para la población en sociedad con las autoridades gubernamentales locales.

Ellos atendieron en hospitales, orfanatos, escuelas, centro de apoyo a deficientes visuales y hasta en una penitenciaría, realizando, inclusive, cirugías y múltiples otros servicios. Algunos de esos servicios eran inaccesibles para las personas. “Este grupo sacrificó sus vacaciones anuales y sus ahorros para viajar al otro lado del planeta simplemente con el noble objetivo de servir y hacer amigos para Jesús”, señala el pastor Yure Gramacho, director de Comunicación de la Misión Adventista de Mongolia.

Al mismo tiempo, se realizaban encuentros evangelísticos en el centro de la capital de Mongolia cada noche, durante una semana, dando oportunidad a los habitantes de conocer a Jesús.

Esfuerzo evangelístico

“Nosotros nos preguntábamos cuántas personas aparecerían para los encuentros evangelísticos en un país donde 97% de la población está constituida por personas que no son cristianas. El domingo de noche recibimos la respuesta: ¡más de 700!”, se emociona Gramacho. El público asistió regularmente a las reuniones en el Union Cultural Center Palace. “¡Eso es literalmente un milagro contemporáneo!”

Pastores reunidos en un río durante la ceremonia de bautismo en Mongolia.

El último día de la serie, 71 participantes fueron bautizados. Yves Monnier, director de Evangelismo de Está Escrito Internacional, condujo a una joven con distrofia muscular al bautismo y pide oraciones por el trabajo que continuará siendo hecho con aquellos que están estudiando la Biblia y se están preparando para expresar públicamente su decisión de seguir a Cristo.

“Yo apenas cargué gentilmente su frágil y pequeño cuerpo en mis brazos y ambos entramos en el agua. Ustedes deberían haber visto la escena cuando emergimos del agua: sonrisas y lágrimas, todo sucediendo al mismo tiempo. Por favor, no dejen de orar por Mongolia”, suplica Monnier.

El proyecto llevó el mensaje bíblico a los descendientes del emperador y conquistador Genghis Khan. Miles recibieron atención médica y otros recibieron ropas para protegerse del frío del inverno, que puede llegar a 50 grados bajo cero. “Cuando se trata de abordar a las personas con el mensaje de esperanza que se encuentra en el Evangelio, nosotros creemos plenamente que el abordaje simple de Jesús es el mejor y el más efectivo de todos, yendo al encuentro de las más profundas y básicas necesidad del pueblo. Eso es lo que llamamos ‘Únicamente el Método de Cristo’”, resalta Gramacho.

[Equipo ASN, de la redacción, con informes de Yves Monnier y Yure Gramacho]

Vea más fotos en la galería de abajo:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin