Noticias – Adventistas

Manifestaciones divinas en respuesta a proyecto de oración mundial

Oración y ayuno, por 21 días, restauró matrimonio al borde del divorcio. Proyecto hace parte de los 100 días de oración organizado por la Iglesia Adventista en el mundo.

Luego de 21 días de oración y ayuno matrimonio es restaurado.

Luego de 21 días de oración y ayuno matrimonio es restaurado.

Brasilia, Brasil… [ASN] Durante 100 días 374,000 personas alrededor del mundo visitaron del 25 de marzo al 11 de julio la página del proyecto 100 Días de Oración, que fue creada con el propósito de motivar a los más de 18 millones de adventistas en el planeta, a participar de los #100days2015; hashtag usado en las redes sociales para promover el proyecto de oración organizado por la Asociación Ministerial de la Iglesia Adventista con sede en Maryland, Estados Unidos.

Melody Mason, una de las coordinadoras del proyecto de la Asociación Ministerial para el globo, expresa su expectativa del movimiento espiritual: “Esperamos un espíritu real de amor y humildad entre los delegados y líderes. Esperamos ver un milagro de unidad a pesar de las diferentes opiniones. Solo Dios puede hacer que esto suceda, pero la promesa es que él lo hará si nos humillamos y buscamos su rostro”.

El proyecto contó con una página web oficial 100daysofprayer.com, en la cual cerca de 9 mil personas se inscribieron para recibir diariamente diez motivos de oración, devocionales, entre otros materiales usados para reforzar la participación de los cibernautas.

Testimonio

Laura es el nombre ficticio de una de las personas inscritas y beneficiadas con la iniciativa, (su nombre real se mantiene en anonimato por decisión de ella) que se comunicó con una integrante del equipo del proyecto de oración, Raluca Ril, y este es su testimonio:

Por seis años mi esposo y yo hemos estado luchando con muchos asuntos en nuestro matrimonio. Hemos tratado de buscar consejo de nuestro pastor. No funcionó. Recurrimos a la consejería matrimonial, pero no funcionó. Nada funcionaba. De afuera nuestro matrimonio parecía perfecto. Las personas hasta podrían decirnos cuan maravillosos nos veíamos. Pero por dentro ambos sabíamos que no estábamos conectados. Nuestro amor se había desvanecido, y este problema me afectó seriamente. Sabiendo que no era amada por mi esposo me hacía sentir vacía, triste, muy confusa y muy perdida, hasta el punto que no podíamos orar.

¡Cuánto más no podíamos orar, más horrible me sentía! Esto me llegaba a deprimir más y más.

Para darte una idea de lo que ocurrió, mi esposo es más espiritual que yo. Él ha sido mi mentor espiritual desde que nos conocimos. Muchas cosas que yo sé acerca de Dios son de él. Cuando le conté del blog de los 100 Días de Oración en relación a la oración y al ayuno él estaba muy escéptico. Él me dio las razones por las cuales no debíamos hacer eso. Sin embargo, yo no estaba convencida. Estaba segura que necesitaríamos hacer esto de la forma correcta, aún si esto significaría hacerlo sola.

Fue el domingo temprano por la mañana cuando le dije a mi esposo que ore por mí porque estaba iniciando los 21 días de oración y ayuno. ¿Adivinen qué? Sin ninguna duda él me dijo, “¡Haré esto contigo!”

¡Este fue mi primer milagro! Antes que nosotros nos casemos solíamos orar juntos, pero después de nuestra boda todo se desvaneció. Era difícil que alguien nos vea orar juntos. Ahora mi esposo y yo participábamos de los 21 días de oración y ayuno juntos.

Entonces comenzamos. Durante los 21 días de oración mi grande pedido fue “Señor cambia mi vida, quiero enamorarme de Jesús otra vez”. Sabía muy bien que si no tenía el amor de Jesús en mi corazón, el amor de mi esposo que estaba buscando no podría llenar mi corazón.

Días más tarde, Laura volvió a enviar un nuevo correo electrónico a Raluca que decía: “Dios es tan bueno y misericordioso, su amor perdura para siempre. Puedo testificarlo. Dios ha sanado mi matrimonio y le ha traído paz y felicidad otra vez. Mi esposo está locamente enamorado de mi más de lo que puedas imaginar. Pero el más grandioso milagro que Dios hizo fue en mi vida espiritual. Estoy enamorada de la Palabra de Dios otra vez, y me encanta estar ante su presencia.

El testimonio de Laura, una muestra de las decenas de respuestas a las oraciones contadas en el blog de oración, cerró su testimonio diciendo que “si escribo todo eso es porque ha sucedido. Solo sé que ya no soy la misma mujer que escribió el primer mensaje un mes atrás. Jesús vino a mi corazón y ha venido a quedarse”.

Nuevo proyecto mundial

Dado a la gran acogida del proyecto y como parte de la iniciativa de la Asociación Ministerial de la Iglesia en el mundo, la organización lanzará próximamente dos nuevos desafíos. Uno de oración denominado: “Unidos en Oración” y el segundo la continuación del proyecto Reavivados por su Palabra, que llevará el nombre de “Cree en su Profetas”.

El pastor Jerry Page, secretario Ministerial de la Asociación General de la Iglesia Adventista, instó a la feligresía a compartir el próximo proyecto con amigos y seres queridos, líderes de iglesia y pastores, “cualquier otra persona que nos pueda ayudar puede correr la voz. Y si aún no ha participado, por favor inscríbase en el blog de Unidos en la Oración y Creer en sus Profetas”, invitó. [Equipo ASN, Cárolyn Azo]

Noticias Relacionadas


Comentarios

  • Lina Diaz

    Me da mucha alegria saber que nuevamente tendremos a nuestra iglesia orando en este nuevo preyecto. unidos en la oracion . sere una de las primera en inscribirse- por que es una linda verdad que cuando el pueblo de Dios ora suceden cosas maravillosas.muchas gracias a todos los organizadores de este precioso proyecto Dios los bendiga

WordPress Image Lightbox Plugin