Noticias – Adventistas

Matrimonio: “todo tiene un propósito”

“Dios nos cambió la vida en todo sentido, tanto en lo laboral, como en nuestro matrimonio”, contó Sebastián.

Dios-ha-cambiado-nuestras-vidas

Maru y Sebastián con rostros sonrientes.
Foto: Lisandro Batistutti

Buenos Aires, Argentina… [ASN] Maru y Sebastián son una simpática pareja de esposos que con gestos de felicidad esperaron ingresar al tanque bautismal en el gimnasio del Instituto Adventista de Florida, para asistir por primera vez a las noches de poder con el pastor Luís Gonçalves, en Buenos Aires, Argentina, en la semana denominada Descifrando el Futuro. Con sus palabras ellos mismos confirman lo que sus rostros expresaron: “Estamos muy contentos. Dios ha cambiado nuestras vidas”, dijeron al unísono.

Sin embargo, la historia de sus vidas no comienza allí. Maru abandonó la iglesia alrededor de los 17 años, luego de mucho tiempo se reencontró por la red social, Facebook, con su amiga Gabriela. “Yo estaba internada y Gaby fue la única que se acercó para ofrecer su ayuda”, cuenta la madre de 34 años, quien además de su esposo, está acompañada de sus hijos: Tomás, de seis años y Samuel de 2 años. Gabriela admitió que, “en un primer momento no la reconoció, luego me di cuenta que era ella. Habían pasado muchos años”.

“Hacía mucho que quería ir a la iglesia. Cuando me encontré con Gabriela le dije que tenía miedo de volver y ella me dijo que nos recibirían con los brazos abiertos”, contó Maru. Más adelante dijo: “Nos recibieron, muy buen, enseguida comenzamos un Grupo Pequeño”.

Desde entonces Dios no ha parado de bendecir a esta familia. “Dios nos cambió la vida en todo sentido, tanto laboral, como en nuestro matrimonio”, cuenta su esposo, Sebastián, que trabaja como chofer de línea 10 de ómnibus, pero que un tiempo atrás fue despedido de la línea 178 de Florencio Varela por un accidente, “estábamos destruidos”, admite antes de contar como Dios marcó el camino. Recientemente en la empresa le prometieron los sábados libres.

Maru, añadió que como pareja su amor estaba en mal estado, pero con el Señor se renovaron muchas cosas. “Dios hace todas las cosas nuevas”. Por ello, reconoció que “todo tiene un propósito”.

La historia breve de sus vidas fue relatada por ellos mismos. Sebastián nació en un hogar católico y luego ambos estuvieron unos cinco años en otra iglesia. “Sentíamos que siempre nos faltaba algo”, expresó Maru. “Siempre decimos que el lugar estaba aquí”, agrega Sebastián. Y acrecienta, “como familia elegimos algo hermosos, elegimos el camino del Señor”.

En medio de muchas bendiciones, Maru y Sebastián estudiaron la Biblia y aguardaron el momento de entregar su vida al Señor. “Esperamos que el pastor nos dé el OK, estamos ansiosos por bautizarnos”. [Equipo ASN, David Flier]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin