Noticias – Adventistas

Norte peruano marcó historia en Semana Santa

Gran cierre de Semana Santa, en el norte del Perú, presentó cerca de cinco mil nuevos discípulos.

Semana Santa dejo grandes resultados en el norte del Peru4

Líderes de la Iglesia Adventista para 7 países sudamericanos participando del cierre de Semana Santa en Perú

Trujillo, Perú… [ASN] En una concentración multitudinaria, se clausuró la campaña evangelística de Semana Santa: En los Pasos de Jesús, en el norte de Perú, zona presidida por el pastor Edward Heidinger; quien homenajeó el trabajo que la iglesia unida realizó, para alcanzar, con la ayuda del Espíritu Santo, grandes resultados en ganancia de Amigos de Esperanza que se suman a las filas de los militantes adventistas.

Para dicho cierre de semana se eligió el coliseo Gran Chimú, ubicado en la ciudad de Trujillo (dado a que la Asociación Nor Pacífico del Perú, sede de la iglesia en esa ciudad fue la elegida para ser evangelizada por los líderes de la Sede Sudamericana Adventista), que albergó a más de seis mil personas, el sábado 19 de abril; con el fin de presentar el plan de trabajo de la sede adventista en el norte del país, que involucra seis metas, dar a conocer los resultados de la campaña y agradecer a Dios y a cada persona involucrada en este trabajo evangelístico, que alcanzó a cerca de cinco mil personas con el bautismo, durante la semana.

Lea también:

Adolescente acepta llamado e invita a catorce personas al bautismo

Líderes de la Iglesia Adventista, para Sudamérica, evangelizan Trujillo, Perú

Durante la programación Heidinger y el pastor Bill Quispe, líder de Ministerio Personal, para el norte del país, presentaron las seis metas de crecimiento en esta parte del mundo. Las mismas que involucran un crecimiento armonioso con énfasis en lo que la Iglesia Adventista, en Sudamérica, promueve: “Comunión, Relación y Misión”.

Durante esta campaña las seis metas fueron llevadas a cabo, fielmente, por la feligresía. La primera meta promueve “El Estudio de la Biblia”, que fue cumplida a partir de una comunión diaria con Dios que ayudó y preparó un pueblo de esperanza, que lleno del Espíritu Santo compartió la Palabra de Dios. Seguidamente, la segunda meta promueve el “Trabajo en Grupos Pequeños”; fueron estos los que iniciaron la campaña de Semana Santa, pues fue a los Grupos Pequeños que llegaron los Amigos de Esperanza. La tercera meta propone el trabajo en “Parejas Misioneras” para visitar, estudiar la Biblia y animarse unos a otros; y así sucedió durante la campaña. La cuarta meta busca el crecimiento de la obra por medio del “Plantío de Iglesias”, oportunidad que trajo consigo la campaña, ya que muchos de los centros de predicación serán futuras iglesias a ser plantadas. Un ejemplo de ello fue el templo, recientemente, inaugurado de Huanchaco. La quinta meta fomenta los “Bautismos”, pero no un bautismo simple, sino un bautismo por convicción; donde el Ciclo de Discipulado prepara a los nuevos feligreses para compartir a Jesús y consolidar en su corazón las seis metas. Finalmente, la sexta meta propone “Donantes Fieles”, con el único fin de continuar avanzando con la obra cumpliendo fielmente con la entrega de los diezmos y ofrendas.

Semana Santa dejo grandes resultados en el norte del Peru1

La fiesta espiritual fue gracias a los cerca de 5mil bautismos en todo el norte del Perú.

En un marco especial se realizaron los últimos bautismos en el coliseo y, posteriormente, el pastor Enzo Chávez, secretario de la iglesia adventista para el norte del Perú, anunció que hasta la fecha en toda la región fueron bautizadas 4 153 personas, quienes en ese mismo instante empezarían con el Ciclo del Discipulado.

Semana Santa dejo grandes resultados en el norte del Peru2

Pastor Luis Gonçalves en el último llamado donde cerca de 100 personas decidieron prepararse para el Santo Bautismo

El pastor Luis Gonçalves, evangelista de la iglesia adventista para Sudamérica, fue el encargado del último sermón, y también hizo un último llamado; esta vez para aquellas personas que desearían preparar sus vidas para entregarse a Cristo. Más adelante, entre lágrimas y sentimientos encontrados, pasaron al frente cerca de 100 personas y 10 de ellas decidieron entregar su vida a Cristo en ese mismo instante.

El norte del Perú, por Semana Santa, vivió momentos de predicación en Grupos Pequeños, iglesias, coliseos, y también a través de las Caravanas de Esperanza en los lugares más recónditos del territorio.

Todo lo vivido sin duda dejó huellas en el corazón de cada predicador y miembro de la iglesia, pues las victorias alcanzadas fueron gracias a una constante comunión con Dios. La misma que no será la última, pues la feligresía sabe que tiene una misión, ir y predicar el evangelio a toda nación, tribu y lengua. [Equipo ASN, Jaime Vilcapoma]

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin