Noticias – Adventistas

Más de 14 mil jóvenes fueron parte del mayor impacto del año denominado #CalebUPSur #PrimeroDios

Departamentales del Ministerio Joven de la UPSur, junto al Pr. Gary Blanchard y Pr. Carlos Campitelli.

Juliaca, Perú… [ASN] Una vez más la Iglesia Adventista del Séptimo Día promovió el servicio y evangelismo mediante el proyecto #CaMás de 14 mil jóvenes fueron parte del mayor impacto del año denominado #CalebUPSur #PrimeroDioslebUPSur que tuvo como principal propósito imitar la labor de Jesús en favor de los necesitados, el cual consistió en cubrir tanto sus dolencias físicas como las mentales y espirituales. Este año miles de jóvenes voluntarios de diferentes partes de sur del Perú viajaron a la ciudad de Juliaca para ponerse la camiseta blanquiroja y dejar su huella desde el pasado 21 de agosto hasta el 29.

Este proyecto va llevándose a cabo desde hace nueve años, pero en esta última edición se procuró darle un valor agregado, el cual le dio pase a los calebs para que, además de realizar las obras sociales que ellos ejecutan todos los años, también realizaran visitaciones misioneras desde tempranas horas de la mañana y a temperaturas bajo cero.

Todo dio inicio el viernes 21 de agosto cuando el líder de jóvenes de la División Sudamericana (DSA), Carlos Campitelli y, el líder mundial de jóvenes de la Asociación General (AG), Gary Blanchard, arribaron de mañana a tierras juliaqueñas para dar apertura al #CalebUPSur #PrimeroDios con mucho entusiasmo y energía.

Al llegar la noche del viernes, dicha ceremonia se realizó en Villa Hermosa, una de las iglesias más representativas de la zona, donde todos los calebs se reunieron para la presentación oficial de los líderes, recibir capacitación y orientación acerca del evento y, por supuesto, para confraternizar unos con otros en la recepción del Sábado.

Jóvenes Caleb plantando árboles en la Universidad Peruana Unión – Sede Juliaca.

#CalebUPSur #PrimeroDios ha sido el más grande movimiento en lo que va del año no solo por los 14,291 participantes que tuvo, sino también por la gran labor realizada durante los 9 días de entera entrega al servicio y evangelismo por parte de los jóvenes asistentes. La rutina consistió en dedicar un día a realizar actividades sociales, el otro a visitación misionera y así sucesivamente durante toda la semana.

Entre sus proyecciones sociales más destacadas estuvo la limpieza de calles en zonas precarias de Juliaca, distribución de kits humanitarios con útiles de aseo y filtros de agua, donación de sangre, desfile por fiestas patrias y más. A su vez, los calebs también tocaron las puertas de las casas y lideraron cultos matutinos con familias. Esta rutina empezaba a las 5am y se llevaba a cabo hasta llegar la noche.

Por otro lado, departamentales de la Unión Peruana del Sur junto al personal de oficina viajaron desde Lima para sumarse también al impacto de mayordomía #PrimeroDios #VisitaciónIPD,  dejando de lado su quehacer profesional para dedicarse a tiempo completo a realizar visitas misioneras todos los días desde las 4am y, por la noche, a prédicas en las iglesias de los diversos distritos misioneros de la ciudad de Juliaca.

 

Calebs juliaqueñas disfrutando de la ceremonia de clausura en el coliseo cerrado de Juliaca.

Sin lugar a dudas esta experiencia ha sido inolvidable tanto para los calebs como para aquellas personas que fueron alcanzadas por este proyecto y, deja altas expectativas para la siguiente edición que se realizará en el nuevo campo misionero, la Misión Peruana Central Sur, que sería el último lugar por llegar para que el proyecto Caleb finalice su recorrido por los 7 campos misioneros de la Unión Peruana del Sur. [Equipo ASN, Claudia Vargas]

Mira los videos informativos del #CalebUPSur #Primero Dios aquí:

 

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin