Noticias – Adventistas

La libertad religiosa debe estar fundamentada en el diálogo y en el respeto, subraya el encuentro

El evento reúne a líderes adventistas de todo el mundo.

El congreso reúne a delegaciones de todos los continentes.

Fort Lauderdale, Florida… [ASN] Diez días atrás, el día 13 de agosto, la pequeña y apacible ciudad de Charlottesville, en el estado de Virginia, Estados Unidos de Norteaméria, fue escenario de la mayor marcha de supremacistas blancos en suelo estadounidense en los últimos años. El caos se estableció: confrontaciones con manifestantes contrarios a los racistas dejaron tres muertos y más de 30 personas heridas. Una mujer murió después que un auto fue lanzado contra manifestantes críticos a grupos racistas. Ayer, 22 de agosto, a casi 1.600 kilómetros de distancia de Charlottesville, en la soleada Fort Lauderdale, en el sur de Florida, comenzó el 8º Congreso Mundial de Libertad Religiosa con el tema “Libertad Religiosa y Esperanza para la Coexistencia Pacífica”, con la participación de delegaciones de todos los continentes. En Charlottesville, las conexiones entre valores religiosos y prácticas políticas mostraron el resultado del uso de la fuerza en detrimento de las ideas. Durante el encuentro, el concepto predominante fue otro: el ejercicio de la fuerza no puede promover la libertad religiosa y la libertad de conciencia; sólo el diálogo es capaz de tal afirmación.

Lea también:

Adventistas presentan postura ante la Corte sobre enseñanza religiosa en escuelas públicas

Fue una posición que puntuó el primer día de reuniones plenarias en el congreso. Desde el mensaje de bienvenida del embajador de la Asociación Internacional de Libertad Religiosa (IRLA por su sigla en inglés), para quien “no precisa haber conflicto entre nosotros simplemente porque nuestras visiones teológicas divergen”; pasando por el mensaje del diplomático maldivo Ahmed Shaheed, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas para la Libertad de Religión y de Creencia, que dio el mensaje por medio de un video alertando que “vivimos en un mundo en el que la violencia en nombre de la religión está destruyendo sociedades”, pero recordando, optimista, que “los valores de coexistencia, compasión, empatía y solidaridad permean, como un punto en común, innumerables convicciones no violentas”; y tuvo un punto excepcionalmente relevante cuando David Little, autoridad en cuestiones de libertad religiosa, ética y derechos humanos, que actuó como profesor de Práctica de Religión, Etnia y Conflicto Internacional en Harvard Divinity School (facultad de teología de la Universidad de Harvard) y fue miembro de la Comisión Consultiva del Departamento de Estado sobre Libertad Religiosa en el Exterior, presentó un seminario homenajeando a Roger Williams, teólogo inglés que fundó en 1638 la Primera Iglesia Bautista en América, precursor de la separación entre Iglesia y Estado; y defensor ardiente de los principios de separatismo, libertad de religión y separación de Estado e iglesia, para quien la “esencia de la libertad de conciencia está en el diálogo y no en el ejercicio de la fuerza”.

David Little hizo un homenaje al pensamiento del teólogo Roger Williams, precursor del debate sobre la separación entre Iglesia y Estado.

El evento también contó con la participación del diplomático estadounidense Robert A. Seiple, que fue nombrado primer embajador de los Estados Unidos para la libertad religiosa en 1999. Seiple conversó, en video, con la periodista Betina Krause, homenajeando a defensores de la libertad religiosa. Se destacó también la charla de Brian J. Grim, presidente de la Religious Freedom & Business Foundation (Fundación para la Libertad Religiosa y los Negocios) y especialista en impacto socioeconómico de las restricciones a la libertad religiosa, que presentó casos de negocios sociales e iniciativas emprendedoras, de varias partes del mundo, que valorizan la libertad religiosa y de conciencia.

Debate sobre Sudamérica

Durante la tarde hubo separación de grupos para sesiones de trabajo sobre el tema “Paz y Libertad Religiosa”. En el espacio destinado para discusiones en portugués, líderes de Brasil y representantes de otros países participaron en seminarios, seguido de debate sobre libertad religiosa en países de Sudamérica. El encuentro contó con la presencia del pastor Erton Köhler, presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día para ocho países sudamericanos; del pastor Helio Carnassale, director de Libertad Religiosa de la Iglesia Adventista para el mismo territorio, acompañados por líderes regionales, como Eder Leal y Almir Oliveira, líderes respectivamente de Libertad Religiosa de la Iglesia Adventista para los territorios sudeste y noroeste de Brasil. La mediación fue realizada por la abogada Damaris Moura, presidente de la Comisión de Derecho y Libertad Religiosa de la Orden de los Abogados del Brasil (OAB) en São Paulo.

Pastor Erton Köhler (derecha) apela al equilibrio y la posición basados en “libertad y respeto”.

Köhler señaló las tensiones políticas e ideológicas que se lanzan en el Brasil y en algunos países sudamericanos, apelando a que la Iglesia procure tener una conducta de equilibrio. “Es preciso ir en busca de una libertad religiosa inclusiva; defender la libertad religiosa no es defender los intereses propios, sino el interés de todos, siempre que la creencia no perjudique al semejante”, explicó. Para él es necesaria la libertad para expresarse sin ser despenalizado; y recordó casos de profesores que no tienen derecho de enseñar lo que dice la Biblia sobre la creación del mundo, por ejemplo, como contrapunto a lo que dice la ciencia, o también personas perjudicadas por la observancia de un día sagrado. “La defensa se basa en dos palabras: libertad y respeto. Eso es lo que debemos ofrecer. Eso es lo que debemos tener”.

Helio Carnassale advirtió sobre el crecimiento de las demostraciones de hostilidad social provocadas por la intolerancia religiosa en países de Sudamérica como Brasil, Argentina y Bolivia. Con la base de datos del instituto de investigación Pew Research Center, advirtió que el crecimiento de las hostilidades hizo que Brasil saliera de una situación de baja a moderada hostilidad social. Hizo un llamamiento para que los adventistas no busquen la hostilidad contra otros grupos religiosos como forma de expresión de creencia. “Conocemos las profecías, sabemos la verdad, debemos predicarla y vivirla sin maquillar o minimizar su relevancia, pero debemos hacer eso sin ser hostiles con otras creencias”, reforzó, en una línea de razonamiento compartida por sus colegas.

El encuentro sigue hoy con el debate de medios y métodos de promoción de la libertad religiosa en todo el mundo. El Congreso Mundial de Libertad Religiosa continúa hasta el día 24 de agosto. [Equipe ASN, Heron Santana]

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin