Noticias – Adventistas

Distribución de libros intensifica evangelismo en Cristalina

Impacto Esperanza llevó a centenas de personas a las calles.

El personal de la sede Adventista de América del Sur y de los miembros de la iglesia en Crystalline salieron a las calles para distribuir el libro La Única Esperanza.

El personal de la sede Adventista de América del Sur y de los miembros de la iglesia en Cristalina salieron a las calles para distribuir el libro La Única Esperanza.

Goiás, Brasil… [ASN] El sábado, 31 de mayo, el agricultor José Maria Nunes, de 61 años, se levantó más feliz de lo de costumbre. El motivo era la llegada de 192 voluntarios de la sede sudamericana de la Iglesia Adventista (División Sudamericana) a la ciudad de Cristalina, donde él vive, para distribuir 13 mil ejemplares del libro La Única Esperanza.

Nunez es uno de los más antiguos adventistas del condado. La primera reunión de los fieles en la localidad se llevó a cabo en la casa de su mamá, en el año de 1987, con apenas cinco personas. Dos años después fue inaugurada la primera iglesia de la ciudad, que fue construida por él. Hace 10 años aproximadamente, diariamente, él ha hecho un pedido especial a Dios. “Entiendo que lo que está sucediendo hoy es un respuesta. He orado para que el Señor envíe personas para ayudarnos. Y vivir eso hoy es un privilegio muy grande”, destacó en referencia de la llegada de los voluntarios. “Mi sueño es que por cada libro entregado venga por lo menos una persona a Cristo”.

 Lea también:

Corazones argentinos fueron impactados con “La Única Esperanza”

Nayara ha participado en las reuniones de la iglesia y también se comprometió a compartir la obra con otros

Nayara ha participado en las reuniones de la iglesia y también se comprometió a compartir la obra con otros

Con una economía agrícola y un poco más de 51 mil habitantes, Cristalina tiene una iglesia adventista y un grupo organizado con 110 miembros. Pero para dar cabida a todos los que estuvieron involucrados en la distribución de libros- con un total de casi 300 personas, fue necesario alquilar un salón. Y allí el pastor Erton Köhler, presidente de la Iglesia Adventista para ocho países sudamericanos, recordó que cada persona saldría para plantar una semilla, aunque no sea posible saber en qué tipo de terreno caería. “¡Pero hay mucho suelo fértil para plantar! Hoy Dios va a bendecir el sueño de esta ciudad”, subrayó.

En el auditorio, la secretaria judicial Nayara Langer fue la primera en recibir oficialmente la obra. Ella participaba esporádicamente de las reuniones de la iglesia, pero ahora está asistiendo todos los sábados. Además de ganar un ejemplar del libro, fue desafiada a entregarlo a otras personas. “Yo veo que lo que sucedió hoy fue una respuesta de Dios. Ahora mi plan es afirmar mucho más mi compromiso con él”, destacó Nayara, que entregará La Única Esperanza a su mamá, suegra, tía y amigas.

Semillas

Antes de ir a las calles, el grupo presenció el bautismo de José Luiz y Michele Barbosa, esposos. Por influencia de la TV Nuevo Tiempo y del Club de Conquistadores, a donde llevaban a sus hijos para las reuniones, ellos comenzaron a interesarse más por la Iglesia Adventista y gradualmente se involucraron en las programaciones. Al inicio, al dejar a sus niños- que inclusive fueron bautizadas antes que ellos- en la puerta de la iglesia, siempre eran invitados a entrar. Y poco a poco entraron para no salir más.

Divididos en 12 grupos, los participantes visitaron las casas y comercios del condado. Uno de los que recibió la obra fue el mecánico Wenio Gonçalves, que en medio de sus actividades paró para ojear el material. Con base en la capa, él concluyó: “Creo que lo que las personas necesitan más hoy es de esperanza. Ella es la llave del futuro”, diagnosticó.

"Creo que lo que la mayoría de la gente necesita hoy es la esperanza. Ella es la clave para el futuro", dijo Wênio Gonçalves.

“Creo que lo que la mayoría de la gente necesita hoy es la esperanza. Ella es la clave para el futuro”, dijo Wênio Gonçalves.

Cristiano, él también cree que el amor es fundamental para la convivencia con los otros, pero es uno de los elementos que está despareciendo del corazón del hombre. “La Biblia dice que debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos y eso es lo que está faltando. Yo todavía no conozco el libro, pero creo que si todos lo leen, digieren el contenido, será de buen provecho”.

– ¿Pero cuál es su doctrina? Preguntó él a este reportero que ya estaba listo para despedirse.

Nuestra creencia fundamental es el regreso de Jesús. Y nuestro esfuerzo se concentra en anunciar eso al mundo, por eso usted está recibiendo este regalo.

Animado, él luego complementó que sería luego del arrebatamiento secreto. Expliqué que a la verdad, el regreso de Cristo será un evento visible a todos los ojos, como dice la Biblia.

– ¿Y en el libro voy a encontrar respuestas para preguntas como esas?

Respondí que ese era uno de los temas contenidos allí y que él podría ver todas las referencias bíblicas sobre el tema.

Con una sonrisa en el rostro, apoyado en una bicicleta, él aseguró una vez más que leería la obra.

Fotografías del proyecto

 

 

 Construyendo Esperanza

Líderes lanzan la piedra angular del nuevo templo que se abrirá en la ciudad en noviembre.

Líderes lanzan la piedra angular del nuevo templo que se abrirá en la ciudad en noviembre.

Antes de dejar la ciudad, los voluntarios visitaron la construcción del nuevo templo adventista de la localidad, que atenderá a fieles que hasta entonces formaban un grupo organizado. El dinero para costear los materiales y la mano de obra necesaria para levantar toda la estructura viene de donaciones de los servidores de la sede sudamericana de la Iglesia. Cada año ellos adoptan un condado para ayudar a erigir nuevos lugares para adoración. Junto a otros líderes como el pastor Charles Britis, presidente de la Iglesia Adventista de Brasilia y las ciudades vecinas (Asociación Planalto Central), el Pastor Erton Köhler puso la primera piedra del templo, que se inaugurará en noviembre de este año.

“La verdad es que yo fui más impactada”, compartió la periodista Thayanne Braga, que trabaja en Adventist Risk Management Sul- Americana, aseguradora de la Iglesia Adventista, y participa de ese proyecto con la División Sudamericana por la segunda vez. “Es una oportunidad que tenemos de tener contacto con las personas y ver cómo estas necesitan de Jesús, que están sedientas de él. Tuve la oportunidad de conversar y orar con algunas de ellas y hablar de esperanza”, relata. “Espero regresar a fin de año y encontrar a esas mismas personas en la iglesia”. [Equipo ASN, Jefferson Paradello]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin