Noticias – Adventistas

Milagro lo salvó de la muerte y decide por el bautismo

Luego de encontrar a un ángel vestido de copiloto, Fidel Monroy decidió reconstruir su vida en la Semana Revive 2.0.

Tras la recuperación de un fatal accidente, Fidel pudo conocer a Dios y le entregó su vida.

Tras la recuperación de un fatal accidente, Fidel pudo conocer a Dios y le entregó su vida por medio del bautismo.

Juliaca, Perú… [ASN] Luego de una reconstrucción del tórax tras un fuerte accidente automovilístico, Fidel Monroy decidió enmendar su vida en la Semana Satelital de Mayordomía Revive 2.0 “Buscando la bendición”, la noche del 20 de abril, por medio de la ceremonia del bautismo.

“Estaba con cuatro amigos regresando de una fiesta. Estábamos bebiendo alcohol dentro del carro y mi primo manejaba rumbo a la ciudad de Juliaca (ubicada en el sur del Perú)”, contó Fidel. “Recuerdo que vi que el carro se volteaba y sentí que tenía un fierro en mi pecho. Me dolía mucho hasta que perdí el conocimiento”, afirmó.

Fidel fue llevado al hospital más cercano y allí permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Al despertarse se dio cuenta que tenía un respirador artificial conectado al corazón, y así permaneció por 72 días, porque tenía el tórax completamente destrozado. Los médicos decían que solo un milagro podría salvarlo de la muerte; así que tuvo que ser trasladado a Cuba para continuar el proceso de reconstrucción del tórax.

Luego de su recuperación, Fidel supo que sus cuatro amigos, incluso su enamorada (conocida como novia en otros países), perdieron la vida. Solo él y su primo se habían salvado. “A partir de ese momento para mí la vida no tenía sentido. Lo único que hacía era llorar y refugiarme en el alcohol. Hasta quise dormir junto a la lápida de mi enamorada”, expresó.

Fue entonces que, mientras conducía su vehículo desde Juliaca a Puerto Maldonado, la señorita Jeanet Seonana Ochochoque subió a su vehículo y se sentó en el asiento del copiloto y durante todo el camino le habló de Dios. “Fue la primera vez que escuché acerca de Dios y no quise aceptar estudiar la Biblia de inmediato y aún más, si mis padres se oponían”.

“Luego de ocho años, acepté asistir al grupo pequeño ABC (Amigos Buscando a Cristo) y pude ver que los jóvenes eran diferentes. Ellos me aconsejaban y oraban por mí. Eso me hacía sentir bien y me interesé en conocer más de la Biblia”, sostuvo Fidel. Gracias a las buenas relaciones con los jóvenes, Fidel aprendió a orar y a confiar en Dios; al cabo de unas semanas comenzó un curso bíblico y a asistir a la iglesia cada sábado.

Lea también:

Ex vocalista de música secular se entregó a Cristo

Viajó desde Juliaca hasta la ciudad de Lima (sede de la trasmisión satelital del programa evangelístico Revive 2.0) para ser bautizado por el pastor Javier Tula, presidente de la Iglesia adventista en la región Puno. “El conocer el Grupo Pequeño ABC ha sido una bendición para mí porque ha cambiado mi vida. Nunca imaginé que mi familia pudiese sentirse tan feliz por mi decisión”, puntualizó poco antes de ingresar a las aguas bautismales. [Equipo ASN, Rosmery Sánchez con informaciones de la Misión del Lago Titicaca]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin