Noticias – Adventistas

Luego de 42 años primera mujer es bautizada en las Islas Falkland (Malvinas)

El resultado es parte de la iniciativa de la Iglesia Adventista en Sudamérica de enviar misioneros a lugares sin presencia adventista en diversos países del mundo. Uno de esos lugares son las Islas Falkland.

Pastor Robson Gondim bautizando a Melissa Louise Thomas en las Islas Falkland.

Pastor Robson Gondim bautizando a Melissa Louise Thomas en las Islas Falkland.

Brasilia, Brasil…[ASN] Melissa Louise Thomas, es la primera mujer que fue bautizada este sábado 14 de mayo en las Islas Falkland- luego de 42 años del bautismo del primer adventista en la Isla-, y que ahora es miembro oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. El hecho pasó a la historia luego de que el pastor Robson Gondim, misionero adventista en la región, la sumergiera bajo las aguas de una piscina plástica que fue colocada en la cocina de la casa de Godim. Acompañaron el hecho amigos, y la esposa del misionero, Elizabete Gondim, quien le acompaña en la misión.

El único bautismo adventista ocurrido en las Islas Falkland data del año 1974 cuando el pastor Benoni Cayrus bautizó al británico Christopher Spall, que hoy no vive más en el archipiélago.

Lea también:

Testimonio de conversión

Melissa nació en la Isla de Santa Helena- ubicada en el océano Atlántico. Administrativamente, es parte del territorio británico de ultramar de Santa Elena. En su niñez comenzó a frecuentar la iglesia cristiana a la cual asistía su abuela. Al tornarse adulta, Melissa dejó su tierra natal para ir a vivir y trabajar en las Islas Falkland (Malvinas). Lugar al cual llegó en enero de 2014.

Tiempo después Melissa conoció a un hombre (a quien llamaremos *Juan) de quien se enamoró y convivió por algún tiempo. Juan comenzó a tener serios problemas con el alcohol. Finalmente, acabó en la prisión por conducir bajo efectos de la insalubre bebida. Su condena fue de tres meses.

Mientras Juan estaba preso comenzó a recibir la visita del pastor Robson Gondim, misionero adventista en las Islas desde marzo de 2015. Gondim contó para la Agencia Adventista Sudamericana de Noticias (ASN) que en sus visitas le llevaba algo especial y, “le hablaba del amor de Jesús”. Cuando Juan cumplió su pena, la primera diligencia que hizo fue visitar la casa del misionero donde se realizan reuniones de Grupo Pequeño.

A una de esas reuniones, el 21 de noviembre de 2015, Juan acudió acompañado de Melissa que expresó más adelante que le gustó mucho poder participar del grupo. “Yo siempre frecuenté los cultos de la iglesia de mi abuela, pero no me identificaba mucho. Pero aquí con ustedes, sí. Las canciones son tan bonitas y entiendo los mensajes bíblicos mucho mejor”, narró Melissa, quien asistió al grupo por seis meses antes de su bautismo.

Debido a que condujo 2 veces en un año en estado de embriaguez, en las Islas, Juan fue deportado. Días después Melissa contó para los Gondim que su pareja había acabado la relación sentimental con ella. La situación dejó a Melissa muy triste, dado a que tuvo una infancia muy dura, y ahora con esa desilusión amorosa la vida le parecía insoportable. Incluso consideró al suicidio como una opción.

Robson relató que, “con mucha oración pedimos a Dios que la consuele y que su Espíritu Santo trabajase en su corazón. Pedimos que Melissa no dejase de frecuentar las reuniones. Jesús estaba trabajando en su corazón y muchas veces veíamos lágrimas en sus ojos al cantar algunos himnos”.

Semanas después, en uno de los cultos del Grupo Pequeño, Robson cuenta que fue llamado por Melissa, y esta le preguntó: “Si me decido por el bautismo, ¿dónde será realizado? ¿En la bañera?”. Desde aquel momento Melissa comenzó a estudiar la Biblia a diario y el 14 de mayo fue bautizada. A pesar de bautizada continúa estudiando la Biblia.

Como consecuencia del bautismo de Melissa, el pastor hizo un llamado y tres personas más, que presenciaron el rito bautismal, decidieron estudiar la Biblia y prepararse para el próximo bautismo.

“El Espíritu de Dios está trabajando en los lugares más remotos. Todo el cielo está en movimiento para la salvación de los perdidos. Unámonos en oración por la predicación del evangelio al mundo. Pues aquel que viene vendrá y no tardará”, dijo Robson a ASN.

Historia del adventismo en las Islas

falkland-islas-bautismoAntes que hubiese un solo cristiano adventista en América del Sur, la literatura adventista ya había llegado a las Islas, a 483 km del continente en el extremo sur de las Américas. El colportor Clair A. Nowlen visitó las Malvinas al término del siglo IXX. En un reporte para la Review and Herald, en 1893, Clair A. Nowlen informó que obtuvo éxito en la distribución del Conflicto de los Siglos, en la capital de la Isla, Port Stanley.

En 1933, otro colportor, el inglés Roy Chamberlayne, visitó las Islas y conoció a personas que adquirieron los libros de Nowlen cuatro décadas atrás. Chamberlayne contó que una viuda en Stanley aceptó el mensaje adventista y estaba guardando el sábado.

En 1996 el pastor brasileño Paulo G. Witt do Nascimento fue enviado por al departamento de Misión Global de la Iglesia Adventista en Sudamérica en 1966, y retornó en 1998. En su estadía se registró que hizo inúmeros contactos. Uno de ellos fue Christopher Spall, hijo de madre adventista, quien escribió a la sede de la Iglesia Adventista mundial solicitando literatura y su bautismo. Spall retornó a Inglaterra años más tarde.

El pastor Ronald Khun, que fue coordinador de Misión Global para la Iglesia Adventista en el año 2002, relató que dos estudiantes del Centro Universitario Adventista de Sao Paulo, Brasil, pasaron algunas semanas en las Islas distribuyendo libros con mensaje adventista, gratuitamente. Ellos fueron Jônatas Lincoln Ferreira y Oliveiros Ferreira Junior.

El año 2012 con el apoyo de la Iglesia Adventista en Sudamérica, se unieron esfuerzos para enviar al matrimonio Leonard y Linda Westermeyer para establecer presencia adventista en las Islas. La experiencia motivó a que la Comisión Directiva de la sede sudamericana adventista votara el establecimiento permanente del centro de apoyo misionero en las Islas.

Al inicio de 2014, el gobierno de las Islas Falkland concedió una certificación para que una entidad caritativa adventista pudiese operar legalmente en el territorio. Con la finalidad de dar soporte jurídico a todas las actividades desarrolladas por las instituciones adventistas. El gobierno dio poderes para movimientos de cuentas bancarias, emplear voluntarios, misioneros, establecer proyectos educacionales, humanitarios, religiosos, hacer asociaciones con órganos oficiales, así como adquirir inmuebles en el territorio.

Un año después, los Westermeyer dejaron la Isla para dar lugar al matrimonio Gondim, quienes llegaron a la Isla en marzo del 2015 para establecer el proyecto misionero adventista permanente. Como fruto del trabajo misionero en las Islas, Danilo y Dinely Saldivia- naturales de Chile, conocieron el mensaje adventista en el Grupo Pequeño de los Gondim. El 26 de marzo junto a sus cuatro hijos retornaron a Chile, para ser bautizados en el marco del programa de Semana Santa de la Iglesia Adventista, del cual participaron ocho países de Sudamérica.  [Equipo ASN, Cárolyn Azo, con informaciones de Robson Gondim y Vanderlei Vianna]

*Juan es un nombre ficticio usado para proteger al personaje de la historia.

Vea el bautismo histórico en video.

 

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin