Noticias – Adventistas

Adventistas en Ecuador se preparan para recepcionar nuevos amigos

Iglesia Adventista en Ecuador hace énfasis con el proyecto "Iglesia Receptiva", que consiste en dar a cada amigo que por primera vez llegue a un templo, atención de calidad.

Cerca del 80% de los distritos en Ecuador, han recibido la capacitación de las “4A”

Quito, Ecuador… [ASN] “Iglesia Receptiva” es un proyecto que desde hace unos años se implementa en todas las iglesias adventistas para ocho países de Sudamérica. Desde inicios del 2017, en Ecuador, este proyecto hace especial énfasis en las “4A”: Amar, Abrazar, Atender y Acompañar.

Lea también:

Un departamento nuevo administrará datos de la Iglesia Adventista

El proyecto tiene la finalidad de hacer más discípulos y que la persona que visite una congregación adventista se sienta feliz de encontrar un Iglesia que muestra el amor a Dios.

¿Cómo funciona el proyecto?

  • En primer lugar: tener un equipo de recepción que ame a Dios. Solo teniendo una comunión con Dios, podemos compartir ese amor con los demás.
  • En segundo lugar: abrazar a las personas que llegan a la iglesia, con una sonrisa o estrechando sus manos. Que esta persona se sienta bienvenida y recibida.
  • En tercer lugar: atender a las personas dándoles el cuidado que necesitan. Compartiendo la Biblia, el himnario u opiniones.

La capacitación incluye a todos los miembros activos de la Iglesia Adventista

“Podemos considerar que muchas iglesias han realizado estos pasos, pero sabemos que el siguiente escalón es algo que debemos reforzar, debemos acompañarles”, expresa Sylvia Polo, líder del departamento del Ministerio de la Mujer para la Iglesia Adventista en Ecuador.

  • En cuarto lugar: acompañar. Este paso, va más allá del establecimiento de la iglesia. Darles una llamada durante la semana tratando de involucrarlos en un Grupo Pequeño o en alguna actividad de la iglesia, mirando si es que tienen alguna necesidad económica y cubrir esa carencia.

Desde el comienzo del año se han realizado capacitaciones en todo el territorio nacional, permitiendo que cerca del 80% de los distritos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Ecuador conozcan lo que es una iglesia receptiva. Estas capacitaciones no son solo para mujeres, son para todo aquel que forma parte activa de la iglesia; es decir, adultos, jóvenes y niños.

“Si llega un adolescente a la iglesia, tenemos que derivarlo a su par, otro adolescente, no podemos llevarlo con un grupo de la tercera edad. Por eso es que toda la iglesia debe capacitarse y poner en práctica las 4A”, comenta Sylvia. “Antes se trabajaba solamente con un grupo de recepción, ahora trabaja toda la iglesia . El amar y abrazar se queda en la puerta con las personas que le dan la bienvenida a los nuevos amigos, pero la atención la da toda la congregación”.

Este proyecto presenta la visión de Más Comunión, Más Relacionamiento y Más Misión.

Este proyecto como beneficio traerá más unificación entre los hermanos, tal como lo comenta la líder: “No podemos llevar una iglesia que se divida en grupos. Si tenemos una iglesia que junta participe de este proyecto, por supuesto tendremos una iglesia más unida, con un mismo sentir que es predicar el evangelio y traer más personas a Cristo”.

La Iglesia Adventista en Sudamérica trabaja capacitando todas las áreas con “Más comunión, Más relación y Más misión”. Este proyecto no deja de lado los tres énfasis, sino que los abraza y los presenta con la imagen de una iglesia más receptiva: más comunión con Cristo (se refleja amando a las personas), más relación (cuando se abraza y atiende), más misión (en el acompañamiento de los nuevos amigos).

“Las iglesias que ya han hecho la capacitación están fortalecidas, saben el plan a realizar y tienen la responsabilidad de atender de la mejor manera a las personas que llegan; pero sobre todo el llamado es a que acompañen a las personas. Si llegan a la iglesia por primera vez, es porque tienen una necesidad, claramente una necesidad de buscar a Dios. Para las iglesias que todavía no se han capacitado, este es un plan que involucra ver el crecimiento y la unidad de la iglesia; con el objetivo de ver pronto a Jesús volver. Este es el ser de la Iglesia Adventista: evangelizar y acompañar como lo hizo Jesús”, concluye Sylvia Polo.

Las iglesias que participan de estas capacitaciones reciben un manual de recepción y al implementarlo reciben el certificado de una Iglesia Receptiva. [Equipo ASN, Vanessa Castro]

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin