Noticias – Adventistas

Película cristiana retrata experiencias personales de fe y sexualidad

Discusión sobre sexualidad y fe es destaque en producción adventista.

Escena del trailer de la película, que trata de la situación de quien convive con el dilema de la homosexualidad en la iglesia. Foto: Reproducción Youtube

Silver Spring, EEUU… [ASN] Más de diez millones de adultos en los Estados Unidos, o el 4,1% de su población, se identifican como parte de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales o transgéneros (LGBT). Eso significa un aumento del 3,5% al compararse con el año 2012, según un informe de Gallup, en enero de 2017. La creciente comunidad LGBT alcanzó prominencia social  en los últimos años y los asuntos de la comunidad son discutidos ampliamente en los medios, en los campus universitarios y en los lugares de trabajo.

En respuesta a las necesidades de algunos miembros y las solicitudes de las congregaciones, la Iglesia Adventista del Séptimo Día comenzó a dar pasos para el diálogo sobre esa cuestión a fin de aconsejar y orientar, con base en los principios bíblicos, a los miembros adventistas, especialmente a los jóvenes y jóvenes adultos.

Lea también:

Iglesia Adventista vota declaración sobre transgénero

Uno de los últimos movimientos fue el apoyo a la producción y el lanzamiento de una película llamada Journey Interrupted (Viaje interrumpido), solo disponible en inglés aún. La producción es de Brian y Anne Savinsky, con el cineasta Danny Woods, y presenta los cuatro líderes del Ministerio Coming Out (‘salir’, en inglés, término usado para referirse al momento que una persona decide revelar su nueva identidad sexual), que comparten su viaje de vivir un estilo de vida gay activo a lo que ellos describen como “caminar en nueva vida con Cristo”. También presenta la historia de Anna, cuyo viaje también fue interrumpido, pero que aún continúa buscando la dirección de Dios en su vida.

“Reunimos a los miembros del Ministerio Coming Out, cinco años atrás en ASI (Adventist-Laymen’s Services & Industries), equivalente a Federación de Emprendedores Adventistas, e inmediatamente supimos que ese era un ministerio que nos gustaría apoyar”, dijo Anne a la Adventist Review, por correo electrónico. “La cultura actual se debate con las cuestiones del homosexualidad y de género, y así sentimos que sus historias necesitaban ser contadas en una película. Nuestro propósito es simplemente poner a disposición al mundo estas historias que hablan del poder transformador de Dios, como testimonios de su amor y su gracia”.

Discusión creciente

Representantes de las trece divisiones de la Iglesia (regiones administrativas mundiales) participaron de una conferencia en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, en marzo del 2014, para tratar sobre la homosexualidad y alternativas sexuales y para “obtener mayor comprensión de las cuestiones subyacentes” a ellas. En mayo de ese año, más de 400 delegados de la iglesia, de cerca de 60 países, participaron en una conferencia mundial histórica, realizada en Budapest, Hungría, para estudiar, explorar y discutir las cuestiones relacionadas a los LGBT, entre otros temas.

Se establecieron comisiones enfocadas en las cuestiones LGBT, no solo a nivel de la Asociación General, sino también en todas las divisiones mundiales. Se votó y emitió una declaración sobre personas transgénero de parte de la iglesia mundial, en el Concilio de Primavera, en abril de 2017, enfatizando la creencia de que “la Biblia provee principios orientadores y consejo a las personas transgéneros y a la iglesia, trascendiendo las convicciones y cultura humana”. También se enfocó en la necesidad de comprensión y de compasión por todas las personas.

Las conclusiones de un estudio memorable hecho por los investigadores adventistas fueron recientemente publicadas en el Journal of Social Work and Christianity. El estudio abordó la preocupación de que “llegar a un acuerdo  en cuanto a la identidad sexual es un proceso especialmente complejo para cristianos LGBT + jóvenes, muchos de los cuales están en alto riesgo de responder negativamente”. Los adventistas del séptimo día creen, en su posición oficial, que “la intimidad sexual pertenece solo a la relación conyugal entre un hombre y una mujer”, ya que es “el designio establecido por Dios en la creación”. Los investigadores descubrieron que los jóvenes adventistas no están protegidos de los desafíos y “muchos tienen mucha dificultad para lidiar con esas cuestiones, debido a las normas comportamentales muy elevadas de nuestra iglesia”.

La película

“El mensaje central [de la película] es que no importa quién es usted y cuáles son sus luchas, Dios lo ama y puede proveer la solución que usted necesita”, añadió Brian. “Se demuestra, poderosamente, que Dios ama y respeta a cada uno de nosotros, a tal punto que nos da la libertad de elegir su camino o el nuestro. Journey Interrupted es agradablemente diferente dado que incorpora cinco historias muy transparentes y verdaderas en las verdades bíblicas sobre vencer el pecado sexual de forma abierta y comprensible”.

El documental se estrenó en septiembre de 2016 en los Estados Unidos y fue exhibido al mes siguiente en el Concilio Anual mundial de la Iglesia, realizado en las oficinas de la Asociación General, en Silver Spring, Maryland, también en los Estados Unidos. Posteriormente, fue exhibido en la emisora de TV 3ABN  y en el programa Amazing Facts, en el Seminario Teológico Adventista del Séptimo Día, en el campus de la Universidad de Andrews, y en las iglesias locales de los Estados Unidos, y en otras regiones del mundo. Recientemente, se puso a la venta por medio del sitio del Ministerio Coming Out.

Describiendo el Ministerio Coming Out como un ministerio de apoyo dinámico, que ayuda a las personas que luchan con problemas y dilemas críticos, el presidente de la Iglesia Adventista mundial, Ted Wilson, dice que está motivando enfáticamente para que la película Journey Interrupted se muestre en las iglesias, escuelas, hospitales, facultades y “donde quiera que pueda ser una bendición”.

Vea el trailer en inglés.

La misión del Ministerio

Los líderes del Ministerio Coming Out, una organización mantenida con donaciones, dice que la crítica más común es que ellos están intentando “cambiar a un gay en heterosexual”, una acusación que ellos niegan. Sin embargo, concuerdan que ese puede ser el “fruto de la conversión” de algunas personas, el blanco de estar de acuerdo con la voluntad de Dios y que puede incluir o no el casamiento.

“Cuando el corazón de alguien es transformado, el comportamiento también cambia a una vida de acuerdo con Dios”, explica Blakely. “Eso no significa que usted se enamorará de alguien del sexo opuesto, sino que usted se enamorará de Jesús”. El blanco del grupo, dicen ellos, puede ser dividido en tres pasos: inspirar, instruir, y esclarecer, y equipar con materiales a las personas.

Creciendo en gracia

El codirector Michael Carducci, criado en la Iglesia Adventista, vivió activamente un estilo de vida gay, por veinte años, antes de oír el llamado de Dios para mantener una relación con él. La transición de lo que Carducci describió como servir al yo a caminar en la voluntad de Dios no fue inmediata. Al citar experiencias bíblicas de María Magdalena que fue curada de los demonios siete veces y de Naamán quien tuvo que sumergirse en el río siete veces, Carducci describe el crecimiento en gracia como un proceso. [Staff Adventist Review, Sandra Blackmer]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin