Noticias – Adventistas

Programación cuenta a los adolescentes la historia de la iglesia Adventista

La adolescencia es un periodo de grande instabilidad emocional y psicológica. Es el momento en que las dudas rodean la mente de los chicos acerca de inúmeros factores, inclusive la religión. De acuerdo con las estadísticas, en la adolescencia, más del 50% de los chicos adventistas dejan de asistir a la iglesia sin ningún motivo aparente. Frente a estos datos, los ministerios del niño y del adolescente realizaron el proyecto “Yo conozco mi historia”, un programa de confirmación en la fe. Las programaciones ocurrieron en la iglesia central de la Curva, en Montevideo, durante tres sábados: 19 y 25 de abril, y 02 de mayo.

Con el objetivo principal de llevar a los adolescentes adventistas a comprender que la iglesia en la cual forman parte está enraizada en la historia del pueblo de Dios, el proyecto convocó a chicos bautizados -entre los 11 y 16 años- de las iglesias de Montevideo y Nueva Helvecia para fortalecer su fe conociendo la historia de la IASD.

El proyecto convocó a chicos bautizados de las iglesias de Montevideo y Nueva Helvecia para fortalecer su fe

El proyecto convocó a chicos bautizados de las iglesias de Montevideo y Nueva Helvecia para fortalecer su fe

En cada uno de los tres sábados se realizaron clases y actividades de fijación del contenido. En total fueran ocho clases en las que se les enseñó acerca de los acontecimientos bíblicos en la línea del tiempo desde Adán hasta la segunda venida de Cristo. Se habló acerca del surgimiento de un remanente fiel, sobre la historia de los pioneros y fundadores del Adventismo, el don de profecía otorgado a Elena de White y, por último, la organización de la iglesia.

La directora del ministerio del niño y del adolescente, Soledad Álvarez de Sánchez, afirma que al fin del evento, los chicos pudieron identificarse con su iglesia y contestar porque son adventistas del séptimo día. Para ella, es de primordial importancia que los adolescentes conozcan la historia de su iglesia. “Es nuestra identidad y son nuestras raíces. Tenemos una gran historia que contar de cómo Dios guio, guía y guiará a su pueblo hasta el gran encuentro con Jesús. Ellos, los adolescentes, deben saber qué nos diferencia del resto de las denominaciones y qué es lo que forma parte de la historia de su iglesia” explica.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin