Noticias – Adventistas

Investigador encuentra relación entre caracteres chinos y el texto bíblico

Chan Kei Thong ha viajado por el mundo para resaltar la veracidad de la Biblia.

Thong exhibe su libro (a la izquierda) y una versión en Manga, destinada al público infantil (Foto: Jefferson Paradello).

Brasilia, Brasil… [ASN] El Dios descrito en la Biblia es el mismo que los antiguos chinos adoraban al inicio de su civilización. Fue lo que concluyó el doctor Chan Kei Thong, un cristiano que construyó su carrera en el área de liderazgo, pero dedicó siete años para investigar los registros históricos chinos que lo llevaron a este resultado. Su libro, titulado Faith of our Fathers: Finding God in Ancient China (La fe de nuestros padres: Encontrando a Dios en la Antigua China [traducción libre]), detalla también cómo los significados de las palabras en los caracteres chinos hacen referencia a situaciones y lugares encontrados en el libro sagrado del cristianismo.

Sobre el tema, la Sociedad Creacionista Brasileña (SBC) publicó la obra Descoberta do Gênesis (Descubriendo el Génesis [traducción libre]) en el idioma chino, escrito por el reverendo C. H. Kang y por la doctora Ethel R. Nelson.

Nacido en Singapur, Thong ayudó a fundar Leadership Development International (LDI), de la que estuvo al frente, como director ejecutivo a fin de convertirla en uno de los sistemas de educación internacional más influyentes, con siete escuelas en China y una en Medio Oriente, empleando más de 800 personas y obteniendo una facturación anual de más de 35 millones de dólares. Hoy, enseña en el programa de maestría en Liderazgo de Trinity Western University, en Canadá, y dedica el resto de su tiempo a ser mentor de líderes en China y Medio Oriente.

En esta entrevista, concedida a la Agencia Adventista Sudamericana de Noticias durante su primera visita a Brasil, él expone sobre algunas de las evidencias que encontró y como ayudan a comprobar la existencia de Dios y a la confiabilidad del texto bíblico.

¿Cómo surgió su interés en investigar este asunto?

Crecí en un hogar tradicional chino. Cuando me convertí al cristianismo, a los 19 años de edad, pensé que me había alejado de la cultura china, porque la mayoría de los chinos ve a la fe cristiana como una religión occidental. Fue muy doloroso. Mi familia y mis amigos chinos pensaban que yo era menos chino. Pero lo acepté como un precio que tenía que pagar por conocer a Jesucristo personalmente. Entonces, fui a trabajar a China, y viví allá por más de 20 años. Y poco a poco descubrí que, en realidad, los antiguos chinos adoraban al Dios verdadero, y es por esa razón que fui detrás de eso. Y ahora me doy cuenta que, por haberme convertido al cristianismo, estoy volviendo al corazón de mis raíces ancestrales.

¿Cómo encontró la relación entre la Biblia y los caracteres chinos?

Pienso que lo que más me impresionó fue el Altar del Cielo en Pekín. Ese es el sistema de sacrificio imperial. La traducción oficial sería Templo del Cielo, pero en realidad, el verdadero significado es Altar del Cielo. Es uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura de China. Todos los turistas van allá porque este es uno de los lugares que deben ser visitados. Al principio, yo no iba allí porque no me gustaba ir a los templos. Como cristiano, no me gustan los ídolos, pero tenía amigos que habían venido a visitarme y querían verlo, así que fui con ellos. Estando allí me di cuenta: “Espera. No hay ídolos en ese llamado Templo del Cielo”. Sólo vi la placa para Dios.

Entonces comencé a investigar: “Mira eso, ellos describen a ese dios como un dios personal. Él es amor, todopoderoso, omnisapiente, inmutable (eso significa que no cambia), es eterno”. Y algo bueno fue que en aquella época todos los antiguos clásicos chinos estaban digitalizados y por medio de una simple búsqueda en los archivos en PDF, encontré todas las veces que hablan sobre ese dios, y descubrí que tenía características que eran las mismas que Yaweh en la Biblia. Por lo tanto, profundicé y busqué en otras áreas. Pero fue así que comencé, a partir del Templo del Cielo.

¿Cuánto tiempo le llevó realizar toda la investigación?

Siete años. Fue un largo trayecto. Cuando comencé, no tenía pensado publicar un libro. Fue un interés, como dije antes, por sentirme muy mal por haber dejado mi cultura china. Entonces, cuando comencé a descubrir esas cosas me di cuenta de que eso era de hecho, parte de la cultura china, y comencé a investigar, y me llevó siete años.

¿Cuáles fueron los principales resultados que usted obtuvo?

La conclusión principal es que los antiguos chinos, y estoy hablando en su corazón, no las cosas en el medio, sino en su principio, en su corazón, los antiguos chinos adoraban al Dios de la Biblia. Ellos lo conocían como un Dios personal, que está íntimamente interesado en nosotros, con quien podemos relacionarnos, y que el perdón de los pecados está imbuido en la cultura china.

¿Esa visión es aceptada o reconocida en China?

No. La mayoría de las personas no saben de esto, y por eso decidí escribir un libro. No me quedé con la información solo para mí, porque quería que todos los chinos lo supieran. Como dije, China tiene algunos miles de años de historia. Y como una cebolla, tiene muchas capas; entonces si usted quita solo de la mitad, se encontrará con Confucio, y muchas personas piensan en Confucio como representante de la cultura china. Sí, si usted mira 2.500 años hacia atrás; pero antes de eso usted tiene 4.500 años de historia china; entonces lo que escribo es de 2 mil años antes de Confucio, que es el núcleo.

Hoy en día, la mayoría de los chinos no conocen esto, no tienen noción de las cosas que descubrí, pero cuando se las muestro, quedan muy contentos. Creo que se están realizando más investigaciones.

Y hoy, usted está intentando mostrar esa realidad a ellos.

Sí. Es lo que estoy haciendo.

¿De qué manera esas evidencias ayudan a comprobar la veracidad del texto bíblico y de la existencia literal de la creación del mundo descrita allí?

Pienso que eso es un resultado secundario, pero creo que es muy importante porque ahora, con las teorías evolucionistas, muchas personas piensan que la Biblia no es verdadera. ¡Eso es muy perjudicial! Imagine si se le dice a un joven que el mundo surgió a través de la evolución y no de la Creación, y en las primeras páginas de la Biblia habla sobre la Creación. Si la persona rechaza la Creación, rechaza toda la Biblia. Usted no puede continuar, y creer en ese Libro si usted no acepta que eso es verdad, desde el principio. Esos registros chinos son independientes de la Biblia, pero de la misma época, o incluso de antes que la Biblia fuera escrita, y eso muestra que los antiguos chinos sabían y registraban los relatos que están en la Biblia. Eso crea un material de apoyo independiente para la confiabilidad y autenticidad de ella.

¿Cuál era la relación de los chinos con el estudio de las estrellas y cómo eso está ligado a episodios encontrados en la Biblia?

Los chinos son muy comprometidos con el estudio de las estrellas para obtener informaciones. No es astrología. No dicen que las estrellas controlan nuestra vida, nuestra suerte y ciertamente no a individuos específicos, pero los chinos entendieron que el Dios que colocó las estrellas en el espacio también puede darnos mensajes importantes, para todo el mundo, no solo sobre una persona. Eso es lo principal a tener en cuenta: los antiguos chinos creían que Dios podía mostrarles grandes eventos.

De la misma forma en que usted puede estudiar a las personas, y es eso lo que dice el texto chino, si usted estudia a las personas, usted entiende como gobernarlas. Entonces descubrí dos eventos astronómicos relacionados a Jesús. Por medio de la Biblia sabemos que los reyes magos fueron guiados por una estrella hasta Jerusalén.  Ellos eran de una región al este de Jerusalén, tal vez de Babilonia o Persia. La zona horaria entre Israel y China, de su capital, es de unas 4 horas y media de diferencia. De Babilonia, tal vez unas dos horas de diferencia de China. Si los reyes magos vieron la estrella, ¿será que los chinos la vieron? Esa sería la pregunta más obvia. Sí, de hecho, ellos registraron que cerca del 5 a.C. hubo una estrella que brilló fuertemente por 70 días.

Este registro es muy interesante, pero lo que es más interesante es cómo interpretaron este evento, y todo esto está registrado en la historia china. Esto no es nuevo, fue hace 2.000 años. Ellos dijeron que esa estrella representaba el comienzo de una nueva era, que esa estrella representaba sacrificio. ¿No sería esa una buena descripción para Jesús? Él vino para dar inicio a una nueva era, y para sacrificarse por la humanidad. Esa es la estrella de Oriente. Los registros chinos también muestran que hubo otra gran estrella 13 meses después, y esa fue la estrella de Belén. Cuando los magos no supieron para dónde ir, fueron al rey Herodes, pues era lo más lógico para hacer, porque cuando vieron la estrella de oriente sabían que era sobre el nacimiento del nuevo rey. Entonces fueron ante Herodes, pero Herodes no sabía nada de nada. Ellos salieron de allá y la estrella apareció nuevamente. La distancia entre Jerusalén y Belén es de apenas 6 km, y ellos lo encontraron. La Biblia nos dice que Herodes mató a los niños en la región de Belén con dos años o menos. Pero creo que los registros chinos nos dan una pista. Los registros chinos muestran que hay una diferencia de 13 meses entre la primera y la segunda estrella. A ellos les llevó todo ese tiempo para llegar a Jerusalén.

Tenemos también otro evento astronómico que ocurre en el día de la crucifixión, cuando Jesús fue crucificado, desde las 15:00 a las 18:00 horas en Jerusalén, cuando todo quedó oscuro. O sea, hubo un eclipse solar. ¿Será que los chinos también vieron ese eclipse ya que ellos están en el mismo continente? ¡La respuesta es sí! Treinta y tres años después de la época de las estrellas que hablamos, los chinos registraron un gran eclipse. El emperador quedó con tanto miedo que dijo: “A partir de ahora, no mencione la palabra ‘santo’”.

Más importante que el registro de este evento fue su interpretación. No sabemos cómo eran tan inteligentes, pero hay que recordar que eso es el resultado de miles de años de sabiduría acumulada. Ellos observaban las estrellas todas las noches, 14 personas, y registraban todo durante miles de años, lo que no es un periodo corto. No sabemos cómo, pues perdimos esa sabiduría, pero ellos interpretaron ese evento, el eclipse solar. Ellos dijeron: “Ese eclipse significa que las personas pecaron, y el pecado está en un solo hombre, y hay perdón para todos”. Otro comentarista dice que el hombre – Dios murió, y la palabra usada para “murió” significa la “muerte de un rey”.

Si yo tuviese que traducir, diría que el hombre – Dios, rey, murió. Es difícil encontrar una descripción más precisa para lo que ocurrió en la cruz, ¿verdad? Y, nuevamente, esos fueron los comentarios escritos hace 2.000 años, antes de que ellos tuvieran cualquier conocimiento sobre la Biblia.

¿Dónde encontró esas evidencias? ¿En documentos históricos?

En mi libro coloco todas las referencias. Los eventos astronómicos de los que hablo son registros confiables. En el reino chino, todos los emperadores tenían su historia y eventos [registrados], pero los astronómicos eran una sección aparte, siempre con los registros de la historia de la corte. Eso no fue alterado por nadie. En primer lugar, no podían ser alterados porque había varias copias; y además, ¿cuál sería el motivo para cambiarlos?

En la actualidad, ¿cuál es la relevancia de rescatar y evidenciar la visión creacionista presentada por la Biblia?

Ayuda a las personas a confiar y tener fe en la confiabilidad de la Biblia. No es apenas un buen libro que enseña valores morales, mucho menos un libro de historia, pero nos guía y muestra cómo debemos vivir como humanos. Si el relato de la Creación no es verdadero, entonces, ¿por qué deberíamos creer en la Biblia? Los registros chinos nos ayudan, ya que la civilización china es tan antigua como el relato bíblico, por eso podemos tener confianza, de que la Biblia es corroborada independientemente por la historia china, y, por lo tanto, tenemos la obligación de oír y obedecerla, pues ella tiene informaciones precisas.

Para conocer más detalles sobre el trabajo de Thong, vea la presentación Dios en la Antigua China, con traducción al portugués. [Equipo ASN, Jefferson Paradello]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin