Noticias – Adventistas

Pasos para recuperar la capacidad pulmonar

Quito, Ecuador… [ASN] Si bien existen ciertas técnicas para aumentar el tamaño de tus pulmones, también existen algunos métodos para incrementar la cantidad de aire que cabe en ellos, así como la eficiencia a la hora de absorber oxígeno. Si practicas estos ejercicios regularmente, seguramente notarás una mejora sustancial en tu capacidad pulmonar. Este artículo lo compartimos especialmente para nuestros amigos que han decidido dejar de fumar.

  1. Respira profundamente.

Podrás aumentar la cantidad de aire que tus pulmones pueden absorber en poco tiempo, sin necesidad de invertir a largo plazo en equipos de ejercicio o de entrenamiento. El truco consiste en respirar constante y profundamente.

Exhala el aire lentamente y por completo. Practica un poco antes de empezar y no dejes nada de aire en tus pulmones. Esto te permitirá inhalar más aire en tu próxima respiración.

Haz que tu diafragma descienda manteniendo tus músculos abdominales relajados. Tu abdomen se expandirá a medida que tu diafragma descienda, dejando espacio para que tus pulmones se llenen de aire completamente.

Extiende los brazos lejos de tu cuerpo para ayudar a que se abra tu pecho.

  1. Inhala profundamente.

Seguramente querrás llenar entre el 80 y el 85% de tus pulmones para que tu cuerpo se sienta cómodo, especialmente si el llenarlos por completo tensa tus músculos y te produce molestias.

Pídele a un amigo que te acompañe y, si es posible, que controle tu respiración. Podrías desmayarte y tu amigo podrá ayudarte si fuera necesario.

No es necesario que hinches las mejillas. Es mejor que los músculos de la cara estén sueltos y relajados. Los músculos del abdomen y el diafragma son los que estarán en marcha.

  1. Échate agua en la cara.

Contén la respiración mientras lo haces. Los científicos han descubierto que echarse agua en la cara produce bradicardia, que es la ralentización del corazón, que es la primera fase del reflejo de los mamíferos al bucear.

Tu cuerpo se está preparando para bucear en el agua, así que necesitará regular el ritmo cardíaco efectivamente y la circulación de oxígeno a través de la sangre para mantenerte con vida.

Procura que el agua esté fría pero no helada. El agua demasiado fría producirá otro reflejo físico que provocará una respiración rápida, o hiperventilación. La hiperventilación no te permitirá aguantar la respiración por mucho tiempo.

  1. Crea resistencia.

Tus pulmones responderán al entrenamiento, así que si haces ejercicios de resistencia en tu rutina, tu capacidad pulmonar aumentará.

Inhala normalmente por la nariz. Respira profundamente. Exhala por la boca con los labios juntos. Ábrelos sólo un poco para crear resistencia a la salida del aire. Trata de hacerlo a menudo para que acostumbres a tus pulmones a retener el aire por más tiempo, lo cual los ensanchará. [Equipo ASN, Vanessa Castro y Marco Chile]

Fuente: Wikihow

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin