Noticias – Adventistas

Seres vivos sufren de radiación diariamente

Un médico radiologista aclara mitos y verdades sobre la radiación y su uso por la medicina.

Los exámenes de radiología son seguros porque utilizan dosis bajas de radiación. Foto: Shutterstock.

Brasilia, Brasil…[ASN] La Radiología es una especialidad médica muy importante para el diagnóstico y el tratamiento de diversas dolencias. Pero, mucha gente todavía tiene dudas sobre los riesgos de la exposición a la radiación. El doctor Renato Araújo, radiólogo y coordinador médico del Centro de Diagnóstico del Hospital Adventista de Manaus, aclara algunos mitos y verdades sobre el tema:

  1. Ya que la radiación es peligrosa, los exámenes con radiación también son peligrosos.

MITO. La radiación sólo es peligrosa en ALTAS DOSIS. Los exámenes de radiología son seguros porque no usan altas dosis de radiación, disminuyendo significativamente los riesgos para el paciente. Se respetan varias reglas para evitar la exposición innecesaria a la radiación o aun la realización de exámenes radiológicos sin indicación precisa. Además de eso, esos exámenes no son invasivos y orientan el tratamiento y la necesidad de cirugías.

  1. Cuando se desenchufa el aparato de rayos X, la radiación permanece en la sala durante un período de tiempo.

MITO. Los rayos X son ondas electromagnéticas, así como la luz. Por lo tanto, realizado el disparo, no hay más rayos X en la sala.

  1. La radiación queda acumulada en mi cuerpo después de un examen de rayos X.

MITO. La radiación es considerada acumulativa solamente para consideraciones de protección radiológica y el cálculo de riesgo.

  1. La radiación puede causar cáncer.

VERDAD. Utilizada en la radiología, la radiación ionizante es de alta energía. En ALTAS DOSIS puede causar daños a las células, mutaciones en el ADN y desencadenar cáncer.

  1. No existe dosis segura de radiación.

MITO. Los médicos deben prescribir los exámenes necesarios, evitar abusos y usar procedimientos seguros para cada paciente, evaluando siempre si el beneficio será mayor que el riesgo de la exposición a la radiación. Algunas veces, los exámenes adicionales son imprescindibles para llegar al diagnóstico preciso o direccionar el tratamiento. Esta respuesta va a depender de la necesidad de cada paciente.

  1. La radiación es generada solo por bombas nucleares o exámenes médicos.

MITO. La radiación es parte de la vida. Estamos rodeados por elementos naturales radioactivos en el suelo y en las rocas, e ingerimos partículas radioactivas a través de líquidos o comida. Como ejemplo, en un examen de mamografía, la radiación recibida equivale a tres meses de radiación natural del ambiente. En una tomografía de cráneo, ese índice equivale a ocho meses de radiación natural. El riesgo de daños a la salud causados por la baja dosis de radiación de fuentes naturales y fuentes creadas por el hombre es extremadamente pequeño.

  1. Todos los métodos de diagnóstico utilizan radiación.

MITO. Los exámenes de rayos X, la tomografía computada, la mamografía y el cateterismo utilizan radiación. La resonancia magnética y el ultrasonido no la utilizan.

  1. Los exámenes simples de rayos X están desactualizados para establecer un diagnóstico.

MITO. Todavía hoy en el siglo XXI, los exámenes simples de rayos X se continúan usando mucho. Son rápidos, baratos y señalan la necesidad de otros exámenes más complejos, como la tomografía computada o la resonancia magnética.

  1. Las máquinas de rayos X de los aeropuertos para evaluación de los pasajeros utilizan radiación.

VERDAD. Esas máquinas utilizan radiación extremadamente baja, equivaliendo a cerca de un día de exposición a radiación de fuentes naturales, no determinando riesgos para la salud.

10. Las máquinas de rayos X de los aeropuertos pueden borrar o dañar las tarjetas de memoria.

MITO. Los datos grabados en tarjetas de memoria son medios magnéticos. Por lo tanto, no pueden ser alteradas por ondas de rayos X. Además de eso, la intensidad de la radiación emitida por estas máquinas es tan pequeña que no es suficiente para dañar equipos electrónicos o el contenido grabado en tarjetas de memoria y discos rígidos.

  1. La radiación de los rayos X usados por los dentistas puede causar dolor de cabeza.

MITO. Las dosis altas de radiación pueden causar varios efectos indeseados, como náuseas y vómitos. Las dosis de radiación en exámenes no causan tales efectos, ni dolor de cabeza o dolencias.

  1. ¿La radiación generada por los celulares puede causar cáncer?

EN ESTUDIO. Las ondas de radiofrecuencia de los celulares son una forma de radiación no ionizante que no interfiere estructuralmente en el ADN. De esta forma, no causaría cáncer. Entretanto, algunos estudios recientes no descartan potenciales riesgos a largo plazo. La OMS espera publicar, hasta finales de 2017, una “evaluación de riesgo formal” sobre la cuestión.

Los 12 puntos antes citados parten de dudas y afirmaciones recurrentes de la población en general, siendo e su mayoría mitos que pueden generar resistencia y desestimular la realización de exámenes regulares. El conocimiento sobre la seguridad de los exámenes radiológicos puede incentivar la búsqueda de esos procedimientos, sea para diagnóstico o control de dolencias, garantizando la seguridad de la salud. Como testifican las Escrituras en Juan 8:32: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. [Equipo ASN, la redacción con información de Renato Araujo]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin