Noticias – Adventistas

Joven predica mensaje bíblico por 15 noches en Angola

Conforme al joven, el objetivo de la iglesia es bautizar un millón de personas en todas las grandes ciudades de esa División.

Kevin, rodeado por los niños en Luanda: motivación para la misión.

Kevin, rodeado por los niños en Luanda: motivación para la misión.

Luanda, Angola… [ASN] El joven adventista Kevin Choque es un ejemplo de quien pasó por una experiencia misionera interesante de evangelización. En el ámbito mundial, la iglesia Adventista del Séptimo Día lanzó el proyecto evangelismo para las grandes ciudades con el objetivo de llevar enseñanzas bíblicas a los centros urbanos estratégicos con métodos diferenciados y con mayor intensidad. Kevin Choque aceptó participar del desafío en Luanda, capital de Angola, quien hace parte de una de las 24 ciudades que se desea alcanzar en la región comprendida por la sede adventista conocida como África del Sur Océano Índico.

La acción de 15 días tuvo como lema Esperanza para Angola, Luanda para Cristo, que dio lugar a más de 100 campañas de evangelismo con pastores invitados y estudiantes de teología de diversos campos de Brasil.

Conforme al joven, el objetivo de la iglesia es bautizar un millón de personas en todas las grandes ciudades de esa División.

“Tuve el privilegio de predicar en Luanda, en un barrio llamado Casenga, por 15 noches seguidas. Cerca de 500 personas frecuentaban los cultos. Al final de la campaña, en mi iglesia, fueron bautizadas 32 personas. Es maravilloso y gratificante ver a la gente con hambre de la Palabra de Cristo. Fue una experiencia marcante e inolvidable. El equipo al cual yo pertenecía era formado por nueve estudiantes de teología acompañados de dos profesores, tanto del Centro Universitario Adventista de Sao Paulo (Unasp), campus Engenheiro Coelho, como el Instituto Adventista de Enseñanza del Noreste (Iaene). La predicación tuvo lugar en la segunda semana de julio hasta finales de julio “, dijo Kevin.

El joven explica que, en las noches de predicaciones, conoció a una mujer de edad avanzada muy enferma que no podía ir a las conferencias de evangelismo, pero que vivía cerca de la iglesia. “Lo interesante es que ella, consiguió oír las predicaciones de todas las noches por la puerta de su casa. Al final de la semana, de evangelismo, la visité y la Palabra de Dios consiguió confortar su corazón. [Equipo ASN, Equipo de la Redacción]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin