Noticias – Adventistas

Banco de datos del Antiguo Testamento gana “Óscar” de la Comunidad Científica

En una entrevista de la Adventist Review (Revista Adventista norteamericana), el profesor de Andrews dijo que aunque cualquier persona se pueda registrar y comenzar a usar gratuitamente el SHEBANQ, es necesario el conocimiento del hebreo.

Para usar o banco é necessário conhecimento de Hebraico.

Para usar el banco es necesario conocimiento de Hebreo.

Maryland, Estados Unidos….[ASN] Innovador banco de datos co-desarrollado por investigador adventista gana alto premio de la comunidad científica. La herramienta debe mejorar las traducciones de la Biblia.

SHEBANQ, un banco de datos de la Biblia Hebrea que permite a los investigadores abordar cuestiones de investigación, a través del desarrollo e intercambio de consultas con otros investigadores, recibió el prestigiado premio “Best Digital Humanities Tool or Suite of Tools” (Mejor Herramienta o Conjunto de Herramientas Digitales de las Áreas Humanas) de 2014.

El premio es el más grande reconocimiento académico del área de las ciencias humanas digitales, un campo de investigación de rápido crecimiento en el área de las ciencias humanas.

“Recibir este premio por una herramienta que fue desarrollada para la investigación del Antiguo Testamento – un campo marginal comparado a la sociología, psicología, política y otros sectores del ciencia que son generalmente considerados mucho más relevantes – es como recibir un Óscar”, dijo Oliver Glanz, uno de los tres miembros del equipo que desarrolló el SHEBANQ. Él es profesor asistente de Antiguo Testamento en el Seminario Teológico Adventista del Séptimo Día de la Universidad de Andrews.

El SHEBANQ (Sistema de texto HEBreo APuntes para Cuestiones o consultas, Y Remarcación) fue recientemente lanzado en el sitio www.shebanq.ancient-data.org, luego de varias décadas de desarrollo.

Los tres miembros del equipo son Wido van Peursen, líder del Centro de Biblia y Computación Eep Talstra, que produjo el SHEBANQ; Dirk Roorda, pesquisador senior y programador de la Academia Real Holandesa de Ciencias y Artes, que escribió la mayor parte del código; y Glanz, un especialista de datos del Eep Talstra, que desarrolló las normas ISO para las categorías lingüísticas y construcciones de consulta para la investigación y la enseñanza.

En una entrevista de la Adventist Review (Revista Adventista norteamericana), el profesor de Andrews dijo que aunque cualquier persona se pueda registrar y comenzar a usar gratuitamente el SHEBANQ, es necesario el conocimiento del hebreo.

Así mismo, él cree que las herramientas del sistema tendrán un impacto indirecto en la vida de muchas personas. Esto, porque varios traductores profesionales de la Biblia consultan el banco de datos hebreo que impulsa el SHEBANQ, y varios de los usuarios del núcleo de SHEBANQ pertenecen a las sociedades bíblicas y trabajan en traducciones de la Biblia.

Además, el software de la Biblia es ampliamente utilizado entre los pastores y los laicos, y programas populares como el Accordance y Logos están en proceso de implementación del banco de datos hebreo que el SHEBANQ hizo accesible al público.

“De esta forma el usuario común de la Biblia tendrá acceso al banco de datos más avanzado disponible en el mercado”, dijo Glanz.

Gerald A. Klingbeil, investigador del Antiguo Testamento y editor asociado de las revistas Adventist Review y Adventist World, elogió al banco de datos y la contribución de Glanz.

Para Klingbeil, “cualquier persona en Europa, África, América del Sur o Asia, con acceso a Internet, puede utilizar este banco de datos del Antiguo Testamento, lo más preciso que hay”.
Él resaltó que “la pesquisa bendice a la Iglesia y se conecta con personas reales”. [Equipo ASN, Marcio Basso y ANN]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin