Noticias – Adventistas

Llega mensaje adventista al oriente ecuatoriano tras ciclo de discipulado

Los grupos pequeños al capacitarse en el discipulado llevaron el mensaje adventista a la parroquia Rumipamba en el oriente de Ecuador.

Iglesia Adventista de Rumipamba (Oriente Ecuatoriano).

Iglesia Adventista de Rumipamba (Oriente Ecuatoriano).

Quito, Ecuador. El mensaje adventista llega a la Congregación de Rumipamba tras ciclo de discipulado que los adventista de Lago Agrio pusieron en práctica en el Oriente Ecuatoriano. Esta parroquia rural está ubicada a poco más de sesenta y tres kilómetros de distancia de la ciudad de Lago Agrio en Sucumbíos, oriente norte de Ecuador.

El líder de este grupo es Carlos Silva, anciano de la Iglesia Adventista Central de Lago Agrio. El nacimiento de esta congregación se dio luego de una capacitación para líderes laicos el año pasado, y tras la cual su corazón albergó el deseo de llevar el mensaje a los lugares que todavía no han sido contactados por el mensaje de salvación en esta zona del oriente ecuatoriano.

“Yo creo que Dios nos ha puesto en esta tierra para cumplir una misión y no podemos descuidar aquello”, expresó Silva. Carlos, reunió su familia, la cual apoyó la iniciativa de predicar en Rumipamba, sin embargo para desarrollar dicha evangelización, necesitarían ayuda.

“Me reuní con mi Grupo Pequeño y luego de orar al Señor todos mostraron su compromiso. Luego contactamos a otro Grupo Pequeño aquí en Lago Agrio y ellos también decidieron ser parte del trabajo misionero. Cada viernes íbamos a la población de Rumipamba y les enseñábamos sobre temas de familia, salud y alimentación a la luz de la Biblia, todo esto previo a la campaña. También estuvimos presentes con el plan “Más Amor en Navidad” entregándoles el kilo misionero y orando con ellos atentos a sus necesidades y vidas como familias. Esto nos permitió iniciar una campaña de ocho días que condujo al bautismo a muchas personas que hoy son parte de nuestra iglesia” cuenta Carlos sobre su experiencia.

Hoy, a un año de haber llegado el mensaje a Rumipamba, Carlos Silva ve con alegría y gran sentimiento como Dios obró en el corazón de muchas personas en esa zona del oriente ecuatoriano. “La congregación de Rumipamba está comprometida con el trabajo de los grupos pequeños. Dos grupos pequeños iniciamos el trabajo aquí, ahora tenemos cinco, cuatro de adultos y uno de jóvenes todos con el Ciclo del Discipulado y estamos llegando a nuevos amigos. Ahora nos estamos proyectando a ir a otras parroquias y comarcas a las cuales todavía no ha llegado el mensaje adventista y que están dentro de la zona de selva”, menciona Carlos.

El ciclo de Discipulado formó personas comprometidas a seguir llevando el mensaje de salvación a quienes no conocen de Dios en esta zona de Ecuador.[Equipo ASN, Janeth Limachi y Marco Chile]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin