Noticias – Adventistas

Gracias a un stand misionero

Un domingo de mañana salí para el centro y en una esquina vi a dos hombres en un stand que decía “Obtenga una Biblia Gratis”

Gracias_a_un_stand_misionero2

Gracias_a_un_stand_misionero2

El sábado 6 de abril, hermanos adventistas integrantes del Ministerio Carcelario “Pabellones de Esperanza”, instalaron un Stand Misionero en una esquina de la ciudad de Miramar para ofrecer estudios bíblicos.

Entre las personas que se acercaron, se encontraba Jorge. Compartimos la historia relatada por él:

“Me llamo Jorge Gerardo González. Vivo en la calle 42 de la ciudad de Miramar, provincia de Buenos Aires. Mi vida estaba llena de problemas: de familia, de salud, sociales, económicos, etc. Estaba tan desorientado que no podía encontrar la solución a mis problemas. Además, tenía a mi esposa Mónica con problemas psiquiátricos, con mucha depresión.

Un domingo de mañana salí para el centro y en una esquina vi a dos hombres en un stand que decía “Obtenga una Biblia Gratis”. Pensé que era muy raro que alguien dé algo gratis. Decidí que de regreso, si todavía estaban allí,  preguntaría en qué consistía el ofrecimiento. Al volver, a pesar de que el día estaba feo, todavía se encontraban en el mismo lugar. Me acerqué a preguntarles y me explicaron que me podían llevar a mi casa una Biblia gratis, junto con unas guías para leerla por temas. Pensando en la salud de mi esposa Mónica, les di la dirección de mi casa.
Durante la semana vinieron a traer la Biblia y a dar el primer estudio bíblico. Después que se retiraron de mi casa me sentí distinto. No sabía que me pasaba. Mi esposa me dijo que tenía ganas de continuar estudiando la Biblia y seguimos. Al principio no entendía que pasaba, pero las cosas empezaron a cambiar. Después de varias visitas nos invitaron a ir a la iglesia y desde hace dos meses estamos asistiendo todos los sábados.
Siento que el Señor me tomó de la mano para enseñarme el camino hacia su iglesia. Le agradezco a él y a los hermanos por la contención y por ayudarme a prepararme, junto a mi esposa, para la venida de Jesús”.

Mónica, la esposa de Jorge también cuenta su experiencia:

“Yo era una persona con problemas sociales, familiares, económicos y de salud. Mi enfermedad, síndrome orgánico cerebral, se manifestaba en mí, con continuos altibajos emocionales y dolores de cabeza. No salía de mi casa. No quería estar en contacto con gente. Lloraba continuamente sin tener motivos. Traté de jubilarme de docente, pero los trámites no salían, a pesar de que los inicié hace dos años.
Al empezar a leer la Biblia diariamente empecé a comunicarme con Dios. Fueron desapareciendo los miedos y la depresión. Tomé confianza y ahora salgo sola. Asistimos los sábados a la iglesia con mi esposo para reunirnos con los hermanos. Sé que el Espíritu Santo me protege. Quiero saber más de las Sagradas Escrituras, que ahora leo de forma ordenada.
Hoy, a pesar de que los problemas son los mismos los encaro de otra manera, los dejo en las manos del Señor. Sólo deseo seguir caminando con Dios y cumpliendo su ley, para esperar la venida de Jesús”.

Visítenos en: http://www.pabellonesesperanza.com.ar

Patricia Marcos, Argentina. Equipo ASN.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin