Noticias – Adventistas

Fumadores reciben tele atención para dejar el vicio

Ayuda para fumadores fue una idea de comunicación compartida durante el primero evento de comunicadores adventistas en Uruguay.

Talleres práticos sobre como manejar las redes sociales para la misión también tuvieron espacio en evento

Talleres práticos sobre como manejar las redes sociales para la misión también tuvieron espacio en evento

Montevideo, Uruguay… [ASN] Usar la comunicación de manera estratégica no es privilegio solo de grandes corporaciones. Los religiosos también sacan provecho de las técnicas para ayudar a las personas a crecer espiritualmente hasta abandonar sus vicios. Es lo que hace, por ejemplo el colportor Eduardo Fontoura, de la ciudad de Salto (segunda mayor ciudad del país). Él desarrolló un sistema de comunicación directa con los participantes de un curso para dejar de fumar en la ciudad, y relató su experiencia al reportero de ASN (Agencia Adventista Sudamericana de Noticias) durante un encuentro sin precedentes de comunicadores adventistas realizado el fin de semana de los días 7 y 8 de febrero. El evento fue promovido por el Departamento de Comunicación y Radio Nuevo Tiempo de Uruguay.

Cerca de 150 personas (algunos pastores y varios miembros laicos, la mayoría sin formación específica en el área) cambiaron la comodidad de sus casas para asistir a charlas y discutir sobre cómo hacer una comunicación de mayor calidad para compartir el mensaje de Dios. Marina Sánchez Kremer reside en la ciudad argentina de Concordia y viajó 38 km hasta Salto solo para cruzar la frontera y aprender más sobre cómo usar mejor las redes sociales. Ella capacita a profesores en esa área en un gran proyecto del gobierno uruguayo, pero quiere aprender más.

Herramientas útiles

Fontoura, el hombre responsable de los cursos contra tabaquismo, también es parte del grupo que se reunió en la Iglesia Adventista Central de Salto. Él explicó que con su equipo usaron diferentes herramientas comunicativas para alcanzar buenos resultados. El primer paso fue producir una encuesta con 27 presuntas dirigidas a fumadores que fueron distribuidas por varias partes de la ciudad (que tiene cerca de 120 mil habitantes). Esas preguntas ayudaron a identificar en especial por qué las personas fuman y cuándo fuman. En base a los datos obtenidos, establecieron un programa para ayudar a los dependientes a dejar el vicio en cinco días. El primer curso se hizo en diciembre y tuvo la adhesión de 55 personas. Por lo menos 23 logran dejar de fumar.  Hasta los próximos días de febrero otras 60 deberán concluir un segundo curso y 31 hasta ahora también tuvieron éxito en librarse del hábito.

Lo más interesante es que el trabajo no quedó por ahí. El colportor, con los datos en manos sobre los hábitos de fumar de las personas, les hace llamadas o les envía mensajes justamente en los horarios en que sienten más deseos de dar una fumada. Una especie de tele atendimiento para el exfumador en rehabilitación. Fontoura da palabras de ánimo y motiva a los participantes del curso a mantener la abstinencia. Hasta ahora funciona bien. Inclusive algunas personas han demostraron interés en estudiar la Biblia y saber más de los principios que están detrás del grupo que organiza los cursos.

Comunicación relevante

El trabajo coordinado por el uruguayo puede sintetizarse como comunicación relevante, que hace la diferencia al público. Es sobre eso que habló el pastor Rafael Rossi, director de Comunicación de la Iglesia Adventista para ocho países sudamericanos, uno de los disertantes de los eventos realizados en Salto y,  el sábado, en Montevideo. Rossi resaltó que las personas viven hoy en un mundo digital con muchas informaciones disponibles y recursos tecnológicos casi inimaginables. “Necesitamos relacionarnos con las personas y conseguir destacar nuestro contenido en medio de tantas propuestas”, orientó.

El periodista Felipe Lemos, que coordina la Asesoría de Comunicación de la Iglesia Adventista para ocho países sudamericanos, presentó a los participantes algunas posibilidades de hacer más interesantes las noticias, videos, audios y el contenido publicado en redes sociales y atraer la atención de los internautas.

Rossi también aclaró que los miembros y pastores deben utilizar sus canales de comunicación en los medios sociales para defender la fe y la iglesia y dar apoyo en momentos cuando se cuestiona públicamente la propia institución.

El pastor Rubén León, quien dirige el área de comunicación de la Iglesia en Uruguay, está preparando un inventario con todos los participantes y espera crear un grupo de contacto permanente. En ese ambiente virtual, todos tendrán la posibilidad de opinar, presentar sus proyectos y contribuir para una comunicación más eficiente en el país, que hoy cuenta con siete mil miembros divididos en 102 congregaciones. [Equipo ASN, de la Redacción].

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin