Noticias – Adventistas

Evangelistas brasileños apoyan proyecto misionero en Angola

Angola está en una fase de reconstrucción total. La populación vive una experiencia de guerra hasta hoy.

Solamente el sábado, 7 de diciembre, 90 mil personas asistieron a los programas evangelísticos realizados en dos estadios.

Solamente el sábado, 7 de diciembre, 90 mil personas asistieron a los programas evangelísticos realizados en dos estadios.

Luanda, Angola… [ASN] En el año de evangelismo de las grandes ciudades, la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Angola resolvió realizar un grande impacto en la ciudad de Luanda, capital del país. El cierre del programa dio lugar entre los días 4 y 8 de diciembre.

Angola está en una fase de reconstrucción total. La populación vive una experiencia de guerra hasta hoy existen muchas secuelas en la vida de sus habitantes.

“La gente todavía siente un olor a guerra en el aire y se ve en los ojos de muchas personas”, describió el pastor Luís Gonçalves, director del departamento de Evangelismo para Sudamérica. “Cuando miras a Luanda se ve una ciudad totalmente en obras, muchos chinos, portugueses, brasileños y personas de otros países trabajan arduamente en conjunto con los angolanos, en la construcción de una nueva ciudad y, yo diría, de un nuevo país”.

Y dentro de ese contexto es que surgió el movimiento evangelístico denominado “Luanda para Cristo”. Durante el año 2013, Brasil contribuyó con el envío de más de 50 pastores evangelistas para implementar la estructura básica del evangelio a realizar campañas de cosecha. La División Sudamericana, sede adventista para ocho países sudamericanos, también envió al pastor Luís Gonçalves para realizar la cosecha de ese proyecto.

Decisiones por Cristo

Gonçalves relata que de miércoles a domingo, entre el 4 y 8 de noviembre, habló para cerca de 30 mil personas por la noche, en un estadio de fútbol llamado Coqueiro. El sábado, a las 9h de la mañana, habló para un estadio con 40 mil personas, y a las 11, en otro para más de 50 mil personas.

Personas comunes, profesionales privados, profesores, trabajadores del gobierno, empresarios, una diputada federal y otras personas de influencia en Luanda, aceptaron a Jesús y fueron bautizadas. Inclusive, el procurador general de la república es adventista del séptimo día. Hasta ahora, ya fueron bautizadas 37 mil personas como parte de este proyecto durante el año 2013.

Apunto de cometer suicidio, Agusta encontró esperanza por medio de un programa de la televisión Nuevo Tiempo.

Apunto de cometer suicidio, Agusta encontró esperanza por medio de un programa de la televisión Nuevo Tiempo.

Una de ellas Augusta Sonia. Ella estaba afligida y pasaba por serios problemas de relación. Tanto que planificó el suicidio. Un día, al ver un programa de la televisión Nuevo Tiempo, escuchó al pastor Luís Gonçalves decir: “Si usted está pensando en el suicidio, no lo haga, ven, acércate, coloca tu mano junto a la mía”. En aquél día la vida de Augusta cambió y hoy ella tiene una fe fortalecida y es una persona activa en las actividades de la iglesia.

Otra persona que también fue trasformada fue el empresario Jorge Gouveia. Él estaba triste, abatido, desanimado y no veía la salida, ni la solución. Un día hizo una oración y clamó al Señor de todo el corazón. En seguida, oí una voz que decía: “Trasforme su casa en una escuela”. Esta voz se repitió por otras tres veces. Él compartió eso con su esposa, y seguidamente hicieron un plan de oración y finalmente trasformaron la propia casa en una escuela. Dios los bendijo tanto que hoy su institución tiene cinco mil alumnos y es asociada al gobierno. Gouveia es uno de los empresarios de mayor éxito de Luanda y toda su familia son miembros de la Iglesia Adventista.

Escuela de Evangelistas

Los pastores participaron del Evangelismo Escuela, programa dirigido a líderes y realizados en Brasil.

Los pastores participaron del Evangelismo Escuela, programa dirigido a líderes y realizados en Brasil.

Además del evangelio en Luanda, fue posible realizar una escuela de evangelistas con más de dos mil ancianos, así como una réplica de Evangelismo Escuela para todos los pastores de la capital. “El pueblo de Angola es maravilloso. Ellos tienen hambre y sed de la palabra de Dios. Sería muy bueno si todos los pueblos de la tierra tuviesen ese deseo ardiente”, constata Luís Gonçalves. “Estoy más convencido que nunca de que no basta ser adventista hay que ser evangelista”. [Equipo ASN, la redacción]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin