Noticias – Adventistas

Se curó de cáncer terminal en el marco de jornada de oración y ayuno

En agradecimiento a Dios, por la cura del cáncer, María Tineo, entregará su vida a Cristo.

Es el Dios de lo imposible, el me curo con tan solo orar y ayunar

Maria y su familia agradecidos a Dios por el milagro de la curación en su vida

Lima, Perú… [ASN] En la ciudad de Chiclayo vive María Estela Tineo Flores, y Dios curó su enfermedad terminal gracias a la oración intercesora en el marco de los 10 días de oración.

María, en una entrevista, nos relata su historia.

ASN- ¿Qué pasó hace algunos años atrás con tu vida espiritual?

María Tineo- Hace años me bauticé, participaba en la iglesia, pero poco a poco me alejé de Dios, de su iglesia y empecé a sentir que mi vida ya no tenía rumbo.

ASN- Al verte sin rumbo, ¿qué hizo que decidieras volver a Dios?

MT- Hace tres semanas sentí un dolor abdominal muy fuerte y casi no podía caminar, así que decidí ir a un doctor especialista para saber de dónde me provenían esos dolores. De inmediato el doctor me dio la orden para realizarme ecografías. Al cabo de 3 días llegué con las ecografías en las manos y me dio una sorpresa que nunca había imaginado; me dijo: “Usted tiene cáncer y está en la etapa terminal”. Mi cabeza bajó al suelo y mi semblante cambió, no lo podía creer, me preguntaba qué sería de mis hijos, sólo me quedan pocos días para vivir. Salí a la pista corriendo y me embarqué en un taxi para ir a ver a mi familia.

ASN- ¿Cómo reaccionó tu familia cuando les dijiste que tenías cáncer?

MT-Le conté a mi mamá primero y me dijo que no pierda la fe que, Dios hace milagros, iba a pedir a la iglesia para que oren por mí, justamente estaban en una campaña de 10 días oración y 10 horas de ayuno. Mi madre me dijo: “María, Dios cura muchas enfermedades, es momento que regreses a sus brazos, que te entregues completamente a él, ¿por qué no ayunas y oras para que Dios haga un milagro en tu vida? Yo no cesaba de llorar y pensaba que me había pasado esto por alejarme de mi Dios. Cuando mi madre me dijo que la iglesia estaba en una jornada de oración y ayuno, me armé de valor y tomé la decisión de regresar a los pies de Jesús a pesar que no reciba una cura a la enfermedad, hice un pacto de fidelidad con Dios.

ASN- ¿Qué pasó luego de participar de esta jornada de oración?

MT- Oré por mi salud 10 días y ayuné 3 días. Al terminar el ayuno, regresé al doctor, me hicieron de nuevo las ecografías, y he ahí el milagro, Dios me había curado, no tenía nada, todo estaba limpio, el tumor en mi seno había desaparecido y mi útero estaba totalmente limpio. El médico me dijo: “Señora, ¿qué ha hecho, o qué medicina ha tomado? Yo le respondí: mi Dios, es el Dios de lo imposible, él me curó con tan solo orar y ayunar.
María experimentó durante los 10 días de oración, un verdadero reavivamiento, que no sólo la curó espiritualmente, si no que curó sus enfermedades. En gratitud a Dios, este próximo sábado, 01 de marzo, entregará su vida a Cristo a través del bautismo.

Ella asevera: “Hoy sólo vivo para alabar y agradecer a Dios, y he regresado a la iglesia para cumplir fielmente sus mandatos”. [Equipo ASN, Tito Goicochea]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin