Noticias – Adventistas

Entrevista- comportamiento suicida

Según el especialista los grupos de mayor riesgo en el tema es el grupo infantil y adolescente.

Libre docente por la USP, Modesto Rolim Neto coordina investigaciones en el área de suicidiología.

Libre docente por la USP, Modesto Rolim Neto coordina investigaciones en el área de suicidología.

Sao Paulo, SP… [ASN] Modesto Rolim Neto es libre docente [un título que se otorga en Brasil] por la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Sao Paulo (USP), miembro del Comité de Ética en Investigación (CEP) de la Universidad Federal de Cariri (UFCA), en la cual también da clases. Actualmente coordina dos grupos de investigación, entre ellos, uno sobre suicidiología. El trabajo del profesor llamó la atención del Centro Universitario Adventista de Sao Paulo (Unasp), donde actúa como colaborador junto al curso de psicología de la institución con la intención de promover investigaciones y publicar un libro sobre salud y religiosidad.

Durante el II Congreso Brasileño de Psicólogos Cristianos, que comenzó el jueves 6 de febrero en Unasp, Rolim Neto habló sobre el suicidio, el tema también de esta entrevista. El especialista se preocupa con el número de niños y adolescentes con el disturbio. Estar dispuesto a oír es la mejor actitud de familiares.

Lea también:

Salud Mental. ¿Usted la cuida?

Agencia Sudamericana de Noticias: ¿Cómo define usted el suicidio?

Modesto Rolim Neto: El suicidio es una actitud que provoca en la persona lesiones en los complejos más variados de una situación que momentáneamente la persona no sabe resolver. Entonces, es una actitud que lleva a un acto o una posibilidad de acto. Claro que esa actitud tiene una historia, no viene de la nada. Es consecuencia de los manejos de la vida, de las vicisitudes, de las formas como se encararon mal algunas situaciones o de un hecho que llegó de manera brutal y produjo un desequilibrio. Eso hizo que la persona tuviera una actitud semejante.

ASN: ¿Qué público sufre más con el suicidio?

MRN: Los hombres, pues ellos están involucrados con determinados estimulantes sociales: Alcohol, drogas, aparatos sexuales de forma muy vulgar, y otras sensaciones que se les presentan con mucha facilidad, pero sin mucha propiedad. Entonces, se sienten dueños de un mundo que no existe. Viven en un mundo de fantasía, del momento. Cuando se dan cuenta, se sienten perdidos, porque creían que tenían y no tienen.

ASN: ¿Y las mujeres?

MRN: Las mujeres, a su vez, tienen tentativas. No es que ellas no cometan suicidio. Hoy, las estadísticas indican que ellas son las que más llegan cerca de un indicador de actitud suicida.

ASN: En relación a la franja de edad, ¿cuál es el mayor grupo de riesgo?

MRN: Hoy, los grupos que más nos provocan una reflexión es la población infantil y adolescente.

ASN: Las facilidades tecnológicas exponen con facilidad la vida íntima de los jóvenes y adolescentes en especial. ¿Cuál debe ser el cuidado para los usuarios de esas herramientas de interacción, como las redes sociales y salas de conversaciones?

MRN: Primero, no haga público lo que es privado en su vida. Intente ver lo que usa mucho en su casa. Cuando opta mucho por Internet, posiblemente está con déficit emocional en su casa, y por eso lo busca en el ambiente virtual.

ASN: ¿Qué cuidado deben tener los familiares?

MRN: Es necesario que las familias despierten a la realidad, eso sucede porque los lazos familiares se están rompiendo. Las personas terminan proyectando en el ambiente virtual lo que no tienen en casa. Es necesario percibir lo que se hace en la sala de su casa, en su habitación, porque si usted no ve, les da pie a los hijos para que se expongan. Y yo no sé si ellos tendrán estructura para las cosas que puedan suceder allí.

ASN: ¿Qué medidas e intervenciones ayudarían a reducir el número de suicidios?

MRN: Primero, necesitamos ubicar a esas personas, identificarlas. No pueden quedar anónimas. Tienen que tener una estructura clínica y familiar para darles apoyo. Sin él, el paciente queda a la merced.

ASN: ¿Cuál es la posición que recomienda para quien atiende a ese público, sea en clínicas de psicología o en iglesias?

MRN: Que se capaciten, que aprendan teóricamente para después practicar. No hagan al revés. Participar de una religión es una cosa, dar apoyo a una persona que pasa por una situación complicada, es otra. La mayoría de las veces, yo no quiero escuchar lo que usted me dice porque usted es un intruso. Es necesario saber cómo abordar a cada persona. Por eso es necesario promover una capacitación técnica y operativa.

ASN: Hay quienes relacionan el suicidio con la falta de Dios. ¿Qué indican sus estudios en ese sentido?

MRN: Una cosa no interfiere en la otra. Dios es muy grande, está sobre todo esto. No llega a ese nivel. Para mí, Dios es innegociable, él está más allá de cualquier cosa.

ASN: Hay en el medio periodístico una recomendación para no informar mucho el suicidio. ¿Cuál es la posición periodística ideal para el tema?

MRS: Llamar a la familia a los debates, colocar las instituciones para que hablen sobre la importancia de la espiritualidad en la vida y ante la muerte. Exponer lo que usted cree como divino, sagrado, como un punto de equilibrio sin tocar necesariamente el tema del suicidio.

ASN: ¿Cuál es el consejo a los lectores sobre el suicidio?

MRN: Interprete a quien está cerca de usted, porque puede perderlo en cualquier momento. Interprete las señales, códigos, pistas. Haga cualquier cosa, aunque sea un gesto, eso puede hacer una gran diferencia.
[Equipo ASN, Lucas Rocha y Murilo Bernardo]

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin