Noticias – Adventistas

Especial por el día del Anciano: “Es un alto privilegio”

Edinson Reátegui, anciano de la Iglesia Adventista del Séptimo Día “Brasil” (Perú), nos comenta su experiencia como líder.

Anciano

Edinson Reátegui, anciano de la Iglesia adventista “Brasil”.

Lima, Perú… [Equipo ASN]  Este 21 de junio se celebra el “Día del Anciano”, líderes importantes en el crecimiento de la obra adventista; que se acercan a las personas y se preocupan por ellas. Poniendo en práctica su religión.

Infórmese más:

Conozca más sobre el trabajo del Anciano de Iglesia y descargue el video, aquí.

Son hombres comunes, separados por Dios, para una tarea poco común, la de ser instrumentos divinos con la misión de salvar personas en este mundo.

Edinson Reátegui, anciano de la Iglesia Adventista del Séptimo Día Brasil- ubicada en Lima, Perú-, nos cuenta su experiencia en este liderazgo al cual fue llamado.

ASN – ¿Qué significa ser anciano de iglesia?

Edison – Es un alto privilegio, porque es un llamamiento divino que no sólo queda en ocupar un alto cargo de líder en la iglesia; sino que es para servir a la iglesia y no para servirnos de la iglesia. En ella debemos enseñar y estar en una relación permanente con nuestro Señor Jesucristo.  Es una entrega total y diaria para poder llevar personas a Cristo.

ASN – ¿Cómo ayuda a desarrollar los proyectos de la iglesia?

Edison – Doy gracias a Dios que pertenezco a la Iglesia Adventista “Brasil”. Nos caracterizamos por ser una iglesia sumamente entusiasta. Son líderes que no están de brazos cruzados; sino que son líderes que están trabajando permanentemente, y prueba de ello es el proyecto “Plantío de Iglesias”. Aceptamos el reto y en el primer año plantamos la congregación de Garzón, que está situada en la cuadra 6 de la Avenida Garzón (Avenida Brasil,en Lima) y, actualmente, ya cuenta con más de 70 miembros.

ASN – Háblenos un poco más del Proyecto Garzón…

Edison – Empezó con un llamado a la iglesia para que hagan un desprendimiento y entreguen una ofrenda especial. Reunimos una cantidad de dinero que sirvió para ayudar a esta congregación. Luego, también, la Asociación Peruana Central Sur (una de las sedes de la Iglesia Adventista, en Lima) nos ayudó. Se inició de una forma muy especial. Al principio era como un Grupo Pequeño en un hogar y, después, a través de contactos, la municipalidad nos cedió un auditorio pero solo podíamos usarlo un sábado al mes. Ahora damos gracias a Dios, porque la congregación de Garzón hoy es una realidad.

ASN – ¿Qué otras acciones realiza en favor de la iglesia?

Edison – Tenemos varias. Por ejemplo, el Ministerio Carcelario. Es algo muy interesante, porque podemos llegar a aquellos que están recluidos y el Señor nos dice en su Palabra: “Gracias por visitarme cuando estuve preso” y nosotros no sabemos cuándo lo visitamos a él.  Es algo voluntario asistir, los asistimos con libros. Tengo el privilegio de tener en ellos a dos miembros que asisten a una iglesia que está en el Pabellón 3 del Penal de Lurigancho y,  frecuentemente, les envío la Lección de la Escuela Sabática por Internet. Es una iglesia bien organizada; tienen sus ancianos, sus diáconos y los miércoles realizan sus actividades de culto.

También visitamos a orfanatos llevando ayuda económica o en víveres.

Otra actividad que realizamos es el evangelismo en los hospitales. El Hospital de Policía está a tres cuadras de nuestra iglesia y, allí, cada sábado de tarde estamos reuniéndonos un grupo; en el que también están los jóvenes.

Y tenemos una buena acogida. Ya hubo bautismos.

ASN – ¿Cuál es su mayor satisfacción?

Edison – El gozo de ser testigos de cómo Dios transforma la vida de las personas.

ASN – ¿Cuáles son sus nuevos retos?

Edison – Queremos trabajar a favor de los sordomudos para que el mensaje de Dios llegue a esas personas, también. [Equipo ASN, Comunicaciones UPS]

Vea la entrevista en video

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin