Noticias – Adventistas

¡Cuidado! Puede intoxicarse con la cena de fin de año

Los alimentos también pueden contaminarse con toxinas, venenos y metales pesados, tome cuidado.

Cuide la higiene de sus comidas y evite enfermedades. (Foto: Créditos Internet)

Cuide la higiene de sus comidas y evite enfermedades. (Foto: Créditos Internet)

Brasilia, DF… [ASN] Millones de personas en el mundo se preparan para disfrutar en familia las reuniones de fin año, pero el problema es que muchas veces se hacen desbalances en el régimen alimenticio o se pierde el cuidado en la compra de los mismos. Por ello, es necesario tomar en cuenta este punto para no causar daños de la salud de los seres queridos y hacerlos terminar en la sala de emergencia de algún hospital.

“Fin de año es una época que nos mueve, es como si entrásemos en ebullición. Hay estímulos visuales muy grandes, con mucho brillo, muchos colores y ese estímulo también se extiende a los alimentos. ¿Dónde está el peligro? En la sobredosis calórica. Es mucho el consumo de calorías en un período tan corto y tan intenso”, dice Cássia Alves, nutricionista clínica especialista en reducción alimenticia y tratamiento de enfermedades.

Si bien es cierto que algunos son más cautelosos, hay otras grandes amenazas en la seguridad alimentaria cuando nos referimos a la cadena de suministros que resultan en superficies de alimentos contaminados en los supermercados, lo que conlleva a que millones de personas se contagien de alguna enfermedad. Por ejemplo, las ensaladas empaquetadas, la leche y los otros lácteos, la carne, el pescado, los mariscos, los huevos, entre otros alimentos, constituyen una amenaza a la salud que termina afectándonos a todos.

“La experiencia muestra que los productos alimenticios son a menudo objeto de contaminación bacteriana y química, y que en consecuencia ejercen influencia directa y de considerable importancia sobre la salud pública. Por incompletos que sean los datos disponibles, es evidente que muchas enfermedades y muchos sufrimientos del hombre son directamente imputables al consumo de los alimentos infectados o contaminados”, da a conocer el Comité de Expertos de Saneamiento del Medio, dedicada a la higiene de los alimentos de Organización Mundial de la Salud.

Si bien es cierto que hay cosas que no se pueden evitar ¿cuál es el mejor camino a seguir? ¿Cómo debo alimentar saludablemente a mi familia este fin de año? Una de las buenas noticias es que la Alianza Mundial de Seguridad Alimentaria está trabajando para mejorar la seguridad de lo que usted se lleva a la boca, pero la otra es que nosotros mismos, con el raciocinio que heredamos de Dios, podemos hacer la mejor elección al preparar el menú para las próximas reuniones familiares.

Algunos consejos

La Iglesia Adventista del Séptimo Día reconocida internacionalmente por la longevidad de sus miembros, cree, entre otras cosas, que un estilo de vida saludable, además de propiciar una mejor calidad de vida, crea condiciones para un mejor desarrollo del potencial humano. Por tanto, en todas sus instancias fomenta las acciones que llevan al desarrollo de hábitos saludables. De este modo, se aconseja que los alimentos servidos deban cumplir tres requisitos básicos: ser saludables, sabrosos y atractivos.

Respondiendo al primer ítem (saludables), se sugiere que se preparen alimentos lacto-ovo-vegetarianos, ya que son más saludables (se utiliza leche y huevos con moderación, pero se evita totalmente las carnes, aves, peces y frutos del mar).

A continuación, presentamos algunas sugerencias y observaciones:

1. Procure preparar una variedad de frutas de buena calidad y en abundancia (especialmente en el desayuno y la cena), así como gran variedad de ensaladas crudas o cocidas.

2. Prefiera los jugos naturales, sin aditivos o conservantes, evitando los jugos en polvo, jugos reconstituidos, refrescos artificiales o bebidas gaseosas. Se puede utilizar, por ejemplo, jugo de uva natural u otro jugo industrializado de buena calidad, sin conservantes, colorantes u otros aditivos químicos o naturales.

3. Prefiera los alimentos crudos, cocidos, horneados o a la parrilla. Use el mínimo posible de frituras.

4. Prepare opciones de alimentos y ensaladas sin condimentos fuertes o estimulantes y nocivos como la pimienta, nuez moscada, mostaza o vinagre de cualquier tipo. En las ensaladas, utilice el limón, sal y aceite de oliva o también salsa de yogurt. Use también los condimentos simples como ajo, hierbas verdes, cebolla, orégano, jengibre, sal y aceite de oliva.

5. De ninguna manera sirva bebidas alcohólicas, gaseosas a base de cafeína, café, té negro (ni blanco o verde) o similar. Los achocolatados deben ser evitados, ya que ellos, así como el café, pueden ser substituidos por el café de cebada o la algarroba.

6. Procure evitar la combinación de grandes cantidades de leche, azúcar y huevos en una misma receta. Siempre que sea posible, prefiera huevos caseros y leche descremada, de soya o de castañas.

Algunas estadísticas

Solo en Estados Unidos, alrededor de 48 millones de casos de enfermedades causadas por alimentos se producen en un año, los que resultan en 128.000 hospitalizaciones y 3.000 muertes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 200 enfermedades, muchas de ellas mortales, son propagadas a través de los alimentos.

Algunas soluciones

Algunos medios de comunicación están plagados de publicidad, programas y recetas que muestran alimentos que pueden atentar contra nuestra salud. Es necesario tomar en cuenta qué pondrá en su mesa esta Navidad y Año Nuevo. Considere los consejos de su nutricionista.

“Aproveche la oportunidad de fortalecer los lazos familiares y así perderá de vista el comer. Sea selectivo en cuanto a las opciones, equilibrando bien el plato, lo que le dará al organismo alimentos bajos en calorías. Use más frutas y oleaginosas (no abuse). No se olvide que la calidad (composición de alimentos) y la cantidad deben estar de la mano. Si tuviese algún desequilibrio, ejercítese. ¡Queme el exceso de grasa!”, aconseja Alves.

Finalmente, estas son algunas opciones de alimentos saludables y consejos que le pueden ayudar a usted, su familia y amigos a comenzar mejor y con salud este 2014 [Equipo ASN, Cárolyn Azo]
Haga clic en los siguientes enlaces:

Consejos: http://adventistas.org/es/salud/2013/12/16/orientaciones-comida-instituiciones-programas-oficiales-adventistas/
Recetas saludables: http://adventistas.org/es/salud/2013/12/12/milanesas-de-avena/

 

Noticias Relacionadas


Comentarios

  • Edith Hernández

    Wow! Muy interesante el cuidarnos con los alimentos y cuidar nuestro cuerpo!!! Es de mucha importancia!!

WordPress Image Lightbox Plugin