Noticias – Adventistas

Valdeci Júnior

Valdeci Júnior

Pruebe que Dios existe

Foto: Shutterstock

En el laboratorio puede no ser posible probar la existencia de Dios. Sin embargo, no es sólo en el tubo de ensayo o en el microscopio que se hace ciencia. Las áreas del conocimiento humano, como Filosofía, Historia, Derecho, Antropología, Sociología, etc. también son ciencias, pero se organizan cuidadosamente mediante la creación de otros caminos de producción de conocimiento. La Biblia nos anima a conocernos con Dios (Oseas 6:3). ¿Cómo?

No con pruebas, ¿pero por evidencias? A pesar de que muchos puedan decir que tendríamos evidencia de sobra que atestiguan la existencia de Dios, podemos insistir un poquito más en la cuestión de la prueba, ya que también es imposible probar que Dios no exista. Entonces, ¿cómo puedo saber que él existe?

Es posible probar que Dios existe[i]

El conocimiento es probado por la ciencia

Y dicen que de Dios, solo existen evidencias

¿Cómo puedo aceptar conocer la invención

Si es superficial con Dios, mi relación?

 

Es posible probar sí, que Dios existe

Pero el procedimiento es diferente

Yo no puedo probar su existencia para usted

Pero usted mismo puede, por sí mismo, probarlo en su propio ser.

 

Hay algo en la vida que es un inmenso desafío

Es que el hombre tiene, dentro de sí, un gran vacío

Que no puede ser llenado con la cultura

Solo puede llenarlo una fe pura

 

Es posible probar sí, que Dios existe

Pero el procedimiento es diferente

Yo no puedo probar su existencia para usted

Pero usted mismo puede, por sí mismo, probarlo en su propio ser.

 

Las personas usan fantasías para ahogar

Ese sentimiento de que están abandonadas

Pero es imposible ser feliz viviendo de un mito

Sin relacionarse con Dios, como un amigo

 

Es posible probar sí, que Dios existe

Pero el procedimiento es diferente

Yo no puedo probar su existencia para usted

Pero usted mismo puede, por sí mismo, probarlo en su propio ser.

 

Mi ciencia de que Dios existe está en el hecho de que hablo con él todos los días. Puede ser que usted no logre visualizar eso, pero tengo claro que él responde a mis oraciones. Y esto, para mí, es la mayor prueba de que él existe. Solo alguien que conozca a Dios a través de una relación personal con él, puede percibir y sentir su amorosa existencia. (1º Juan 4:7 – 8).

No por la constatación de medidas, por métodos empírico-inductivos, hipotético deductivos, o cualquier otro, sino por la relación experimental es que se da el conocimiento de un Ser tan sublime. Y eso tiene que ver con nuestra existencia. Existe un vacío dentro de nosotros que solo puede ser llenado con un amor trascendentemente milagroso. Y si usted busca llenarlo con otras cosas, probablemente se lastimará en la experiencia.

Hasta los actuales investigadores académicos admiten que “la actitud religiosa constituye un núcleo importante en el modo de ser en el mundo de las personas”.[ii] Así mismo, la ciencia llamada secular admite que la creencia en Dios da sentido a la existencia del ser humano, y que lo contrario de eso puede ser un caos. “los antropólogos  describieron, muchas veces, lo que sucede en una sociedad primitiva cuando sus valores espirituales sufren el impacto de la civilización moderna. Su gente pierde el sentido de vida, su organización social se desintegra y los propios individuos entran en decadencia moral.”[iii]

Hombres inteligentes como Norman Geisler[iv], C.S. Lewis[v], Josh McDowel[vi] y Antony Flew[vii] organizaron producciones suficientemente creativas para ayudarnos a entender  que hay un sentido mayor que usted puede experimentar. El amor de Dios puede darle equilibrio emocional y satisfacer toda sed que usted pueda tener de ser amado. ¿Sabe cuál es la única manera de sentirse seguro en el amor de Dios es crecer en el relacionamiento con él? Es la comunión personal. La experiencia auténtica solo es posible a través de la lectura de la Biblia, de la oración, de la adoración. Y del testimonio cristiano.

¿Dios existe? ¿Está vivo? No es en el aventón de la tradición que usted se dará por satisfecho delante de tales cuestionamientos. Al analizar el fenómeno de la religiosidad presente en el hombre contemporáneo, necesitamos considerar que es importante saber si es el cristianismo que tiene en sí mismo fuerza de revelación para el cristiano, o si los actuales cristianos se quedan sólo  “alimentándose del legado de la primera comunidad, creyendo en la autoridad y en el testimonio de los demás”[viii]. Dios necesita estar vivo en usted, de lo contrario, usted se perderá en dilemas que ya hicieron que muchos otros[ix] se conviertan en juguetes en las cuestiones que oscilaban entre la vida y la muerte.

Sabe, Dios debe estar necesitando de alguien como usted para mostrar a los otros seres humanos el arte de amar. Esa puede ser su oportunidad de hacer una gran diferencia en el mundo. Solo el amor de Dios puede despertar amor. Entonces, no quede esperando que otras personas den el primer paso. ¡Ame! Todo comienza con una persona: ame a Dios. En consecuencia, comparta ese amor. Usted será el mayor beneficiado, porque le aseguro: nada puede ser más gratificante que compartir el amor de Jesús.

¡Hay una forma de probar la existencia de Dios a nosotros mismos! ¡Es a través de la conexión descrita en Juan 15[x], que la vida divina sigue la secuencia!

[i] SILVA JR., Valdeci Gomes da. É possível provar que Deus existe. Poema disponível em http://www.nasaladopastor.com/2010/09/e-possivel-provar-que-deus-existe.html

[ii] AQUINO, Thiago Antônio Avellar de et al . Atitude religiosa e sentido da vida: um estudo correlacional. Psicol. cienc. prof., Brasília ,  v. 29, n. 2, p. 228-243, jun.  2009 .   Disponível em <http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1414-98932009000200003&lng=pt&nrm=iso>. acessos em  18  maio  2017. p. 242.

[iii] JUNG, Carl G (org.). O homem e seus símbolos. Rio de Janeiro: Nova Fronteira, 1964, p. 94.

[iv] GEISLER, Norman L.; TUREK, Frank. Não tenho fé suficiente para ser ateu. São Paulo, Editora Vida, 2006.

[v] LEWIS, C. S. Surpreendido pela alegria. São Paulo: Mundo Cristão, 1998.

[vi] McDOWELL, Josh. Ele andou entre nós. São Paulo: Editora e Distribuidora Candeia, 1995.

[vii] FLEW, Antony. Um ateu garante: Deus existe. São Paulo: Ediouro, 2008.

[viii] OTTO, Rudolf. O sagrado: os aspectos irracionais na noção do divino e sua relação com o racional. Editora Sinodal, 2007, p. 195.

[ix] ALVES, Rubem. Variações sobre a vida e a morte ou o feitiço erótico-herético da teologia. São Paulo: Loyola, 2005.

[x] WHITE, Elena de. O Desejado de todas as nações, [El Deseado de todas las gentes] Tatuí, São Paulo: Casa Publicadora Brasileira, p. 674-678.

 

WordPress Image Lightbox Plugin