Noticias – Adventistas

Ricardo Vargas

Ricardo Vargas

Bien nutrido

Orientaciones y consejos prácticos y fáciles sobre cómo alimentarse bien y tener calidad de vida

¿Qué es necesario entender sobre la dieta de Adán y Eva?

Foto: Shutterstock

“Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer” (Gén. 1:29).

Ya en el primer capítulo de la Biblia existe una orientación sobre cuál debería ser la alimentación del ser humano. Pero es importante comprender qué alimentos eran parte de esta alimentación original.

Toda hierba que da semilla es una expresión que hace referencia a los cereales (arroz, trigo, avena, maíz, centeno, cebada) y las legumbres (porotos, garbanzos, lentejas, arvejas, soja, lupinos, maní).

Y todo árbol en que hay fruto y da semilla es una referencia a las frutas y también a las semillas oleaginosas (castañas en general).

Os serán para comer, es decir, esa era la alimentación original de Adán y Eva. Debemos recordar que Dios siempre tiene lecciones para enseñarnos por medio de su Palabra. En el contexto en el cual Adán y Eva vivían en el Edén, donde no había muerte, esa debía ser su alimentación. ¿Le parece que falta algo?

Las verduras y hortalizas de hojas duras no eran parte de la alimentación original en el Edén. ¿Cuál es el motivo?

La alimentación original atendía todas las necesidades de la pareja. No había necesidad de comer otros alimentos. Debemos recordar que, en el Edén, antes del pecado reinaba el orden, no había muerte, dolencias o cualquier tipo de sufrimiento como ser trastornos emocionales. Sin embargo, después del pecado, es deshecha y como consecuencia surgen las dolencias, pues el cuerpo incorruptible se convierte en corruptible.

El contexto, ahora, es otro. El ser humano es mortal. Pero el amor de Dios hacia la pareja no cambia y ahora él agrega otra cosa a la dieta original. Dicen las siguientes palabras: Espinos y cardos te producirá (haciendo referencia a la tierra, el suelo); y comerás plantas del campo (Gén. 3:18).

Plantas del campo

¿Cuál es la motivación de Dios en permitir que el hombre coma de las “plantas del campo”? Dios es amor, bondad, misericordia, pero también de sabiduría. Él le permite a la pareja comer de estos alimentos antes prohibidos, pues allí se encuentran los compuestos bioactivos, estos son alimentos funcionales.

Los alimentos funcionales, ricos en compuestos bioactivos, no solo nutren el cuerpo, sino que previenen y tratan enfermedades. El sufrimiento de la raza humana pos- Edén puede ser amenizado con el consumo de estos alimentos.

La ciencia ha dedicado tiempo y recursos para investigar los alimentos, sus propiedades funcionales, sus compuestos bioactivos. El mundo consumista busca aislar los compuestos de los alimentos para, en un futuro, venderlos encapsulados.

Mi recomendación es que tenga una alimentación variada y lo más colorida posible. Así usted tiene la oportunidad de obtener prácticamente todo lo que necesita y que está disponible en la naturaleza.

Hágase exámenes bioquímicos de rutina por lo menos una vez al año. Si hubiere alguna alteración, haga las correcciones necesarias. Eso es importante porque parte de los nutrientes de los alimentos se pierde debido al uso de pesticidas, transporte, industrialización y procesos de preparación de los alimentos, como la cocción.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin