Noticias – Adventistas

Rafael Rossi

Rafael Rossi

Al día, de acuerdo a nuestro tiempo

Hechos diarios desde un punto vista teológico.

Nadie merece ser violada

nadie-merece-ser-violada

La Biblia condena el abuso sexual.

La periodista que vive en el Distrito Federal, Nana Queiroz creó la campaña “Yo no merezco ser violada”, y ya cuenta con más de 44 mil adhesiones en un evento creado en Facebook. La manifestación fue creada el jueves 27 de marzo cuando el IPEA (Instituto de Pesquisa Económica Aplicada) divulgó una investigación que muestra que el 65% de los brasileños están de acuerdo, total o parcialmente en que “las mujeres que usan ropa que muestra el cuerpo merecen ser atacadas”.

Como forma de apoyar la protesta, miles de mujeres y hombres publicaron fotos en las redes sociales, con la frase que da nombre al movimiento y que ganó el apoyo de celebridades y fue citado hasta por la presidente Dilma Rousseff.

La fuerza de la campaña aumentó cuando muchas mujeres posaron desnudas, cubriendo sus senos con placas que decían “Yo no merezco ser violada”. La polémica en torno al asunto me motivó a escribir sobre el tema.

Los abusadores sexuales pueden tener cualquier edad, nacionalidad o posición socioeconómica. Es común que el infractor niegue su comportamiento abusivo, rehúse ver sus acciones como un problema, racionalice su comportamiento o eche la culpa a algo o alguien, y en ese caso la víctima es la que inició esa campaña.

La Biblia condena el abuso sexual con los términos más fuertes. Considera un acto de traición y una violación total de la personalidad cualquier tentativa de confundir, manchar o denigrar los límites personales, generativos o sexuales por el comportamiento sexual abusivo. Vea más en Génesis 1:26-28; 2:18-25; Levítico 18:20; 2º Samuel 12:1-22; Mateo 18:6-9; 1 Corintios 5:1-5; Efesios 6:1-4; Colosenses 3:18-21; 1ª Timoteo 5:5-8.

La Biblia condena el abuso de poder, autoridad, porque eso tiene un impacto en los sentimientos más profundos de la víctima sobre sí misma, los demás y Dios. Debilita su capacidad de amar y confiar.

Uno de los valores fundamentales que tienen los seres humanos es la dignidad, José Afonso da Silva la explica en Curso de Derecho Constitucional Positivo, pág. 30: “Dignidad humana es un valor supremo que atrae contenido de todos los derechos fundamentales del hombre, desde el derecho a la vida”.

Creemos que los principios de la fe adventista requieren que estemos activamente involucrados en mantener la dignidad y luchar contra el abuso sexual en sus más variadas formas. Como adventistas también estamos comprometidos en ayudar espiritualmente a las personas que sufrieron o cometieron abuso sexual y a sus familias en el proceso de cura y recuperación, porque nadie merece ser violada”.
“Creed en el señor vuestro Dios y estaréis seguros” 2 Crónicas 20:20.

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin