Noticias – Adventistas

Hildemar Santos

Hildemar Santos

Salud y Espiritualidad

Cómo prevenir enfermedades y tener una vida saludable.

Las zonas azules (Blue zones) II

Foto: Heartwise Ministries

Existen por lo menos cuatro factores que diferencian la zona azul de Loma Linda de las otras cuatro. Primero, los longevos de la Iglesia Adventista no están localizados o aislados en una isla, sino esparcidos en todo el mundo. Esto acarrea un mensaje importante, ya que el factor básico no es el factor ambiental o incluso genético (si bien tienen su relativa importancia) sino el estilo de vida practicado por los miembros de iglesia. El mensaje aquí es que cualquier persona puede ser un habitante de una zona azul si está dispuesta a seguir el estilo de vida de los adventistas. Y no es ningún secreto, ya que este estilo es promovido libremente en varios materiales y publicaciones de la iglesia para quien quiera verlo.

Lea también:

Blue Zones (Zonas Azules) I

El segundo motivo es que existe una entidad religiosa por detrás de la longevidad adventista. La religión, la salud y la longevidad se han estudiado y correlacionado. Una de las razones por las que los adventistas siguen un estilo de vida así es que un estilo de vida saludable mejora la vida espiritual. Por ejemplo, si una persona tiene dolor de cabeza crónico, tendrá dificultades para leer la Biblia, ir a la iglesia y escuchar el sermón.

Tercer punto. En general, los adventistas no consumen bebidas alcohólicas, no fuman y tienen restricciones sobre algunos tipos de carne, y otros reglamentos de salud, lo que también brinda una ventaja, las otras “blue zones” no poseen reglas de comportamiento por escrito; solo siguen la cultura y la tradición del lugar.

La Iglesia Adventista ha promovido la salud por más de 150 años y se han escrito varios libros de salud con consejos específicos sobre dieta, ejercicio, contacto con la naturaleza, uso de remedios naturales y más (muchos de estos libros fueron escritos por Elena G. de White). Y aquí no puedo dejar de mencionar que el cigarrillo y el alcohol, que sí se consumen en otras zonas azules, están relacionados con casi 8.5 millones de muertes anuales en el mundo entero, según la Organización Mundial de la Salud. El consumo de alcohol está relacionado con más de 3 millones de muertes anuales. Una evidencia más a favor de la zona azul adventista.

El cuarto punto tiene que ver con el sábado. Los adventistas guardan el sábado, o séptimo día, con gran reverencia. Ese día, detienen sus actividades de negocio y trabajo, van a la iglesia, visitan a familiares, hacen caminatas en medio de la naturaleza, y muchas veces dan estudios bíblicos o participan en actividades de evangelismo. El hecho de tener un día especial de reposo, en el que hay un cambio de actividades, un día en el que los negocios, los pagos, las cuentas y las deudas no se discuten, es un poderoso factor mental que ayuda a controlar el estrés.

Lo más interesante es que esta descripción de la Iglesia Adventista sobre el sábado fue hecha por el reportero Dan Buettner, autor del libro Blue Zone. Dicho sea de paso, en el medio del libro, cuando él describe la zona azul de Loma Linda, hay una página entera con una foto de Elena de White.

Después de todo eso, lo que más me llama la atención es el hecho de que todas las zonas azules han tenido dificultad para mantener sus principios de salud que son los responsables de la longevidad. Y si consideramos a la Iglesia Adventista, por ejemplo, en los Estados Unidos, solo el 50% de ellos siguen una dieta vegetariana de acuerdo con un estudio de salud de los adventistas. Este nivel debe ser mucho menor en otros países. Por supuesto que aún existen ventajas, ya que los adventistas no fuman y no beben bebidas alcohólicas. Pero muchos adventistas podrían tener más salud y longevidad si siguieran más de cerca los principios de la reforma pro salud que la iglesia promueve.

Las evidencias están allí. Son pruebas claras de una longevidad con más salud y funcionalidad. Mi llamado final es: ¿le gustaría tener una vida larga? Si la respuesta es positiva, siga los factores discutidos anteriormente, principalmente los de la zona azul adventista, que han sido seguidos alrededor del mundo.

Versículo para meditar:

“…yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). La vida en abundancia se podría usar aquí como sinónimo de vida eterna.  Pero podríamos ilustrar aquí que la vida abundante se encuentra en la zona azul adventista, una vida con menos enfermedades y más longevidad. Quizás este es el comienzo de la vida eterna. Elena de White, escritora, promotora de los “ocho remedios naturales” y una de las fundadoras de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Si desea saber más sobre los secretos de la zona azul adventista, lea por lo menos uno de estos libros de Elena de White: Consejos sobre el régimen alimenticio, Consejos sobre la salud, La temperancia, y Mente, carácter y personalidad, entre otros.

 

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin