Noticias – Adventistas

Geyvison Ludugerio

Geyvison Ludugerio

Fuera de Caja

Todo lo que usted conocía, conózcalo de nuevo. Innovación y Creatividad en la práctica.

¿Dónde están los líderes creativos?

Foto: Shutterstock

Probablemente, ya haya leído algún libro sobre liderazgo. O participado en disertaciones que presentasen un modelo ideal de un líder que logre influenciar a sus liderados a alcanzar un determinado objetivo. Probablemente, la sección de libros sobre liderazgo deba ser la más grande dentro de una librería, en busca de una fórmula o una biografía, que podríamos simplemente copiar, porque, después de todo, todo el mundo quiere saber el secreto del éxito.

Es cierto que la sociedad cambió. Especialmente el modo en el que adquirimos conocimiento y la forma en la que nos relacionamos. De acuerdo con una investigación hecha por IBM, por día son creados 2,5 quintillones de bytes. 90% de estos datos fueron generados en los últimos dos años. Vivimos en la era de la democratización, del conocimiento, o sea, hoy, un niño de siete años, probablemente tenga más información que la de un emperador en el auge de Roma.

Con esta facilidad de acceso a la información, las personas perdieron  su sentido de responsabilidad y confianza en sus líderes. Al final, si antes surgía una duda o síntoma de una posible dolencia, buscaba a un especialista en el tema, pero hoy hago una búsqueda en Google. Y sin mucho esfuerzo, poniendo apenas la primera página de resultados de la búsqueda. Nuestra referencia del bien y del mal quedó difusa, y personas en las que antes confiábamos ya no son tan requeridas.

En todo tiempo somos influenciados por personas, tanto en el trabajo como en la iglesia. El pastor, que antes era mi guía y consejero, hoy fue cambiado por personas que no conozco; pero debido a que tienen acceso  a su contenido, se hacen llamar expertos en asuntos diversos. ¿Perdemos, entonces, la confianza en nuestros líderes religiosos? ¿Cuál es la necesidad de seguir a alguien cuando tengo todas las respuestas a un click? Al final, ¿dónde están los líderes en esta maraña de personas implorando para seguirlas?

Nuevos liderados exigen nuevos líderes

Para el líder, es esencial entender que su rol  cambió y hacer una relectura del mundo en el que vivimos. Algo que los especialistas llaman “zeitgeist (zait.gaisst)”, un término alemán traducido como “espíritu del tiempo” o como la cultura genérica del mundo. Una forma de ver este “espíritu” es mirando un quiosco, los libros más vendidos y también las propagandas. Todos estos medios tratan de entregar lo que más se busca, en nuestros días, la innovación.

Cada día se necesitan más líderes con una forma diferente de pensar. Es común pensar que alcanzar metas y objetivos es lo que define al líder. Pero los nuevos pilares de liderazgo han sido levantados, columnas que hoy hacen toda la diferencia si quieres influenciar a las nuevas generaciones.

Colaboración: Para los nuevos líderes la idea o propósito de equipo es tan importante que no necesitan controlar más todos los procesos, pero si, facilitar el trabajo para que sus liderados encuentren el verdadero sentido de su vocación.

Construcción: La idea de construir algo juntos estimula a los jóvenes. Saber que uno puede ayudar al otro y juntos ir más lejos, hace que ellos se sientan parte y no solamente consumidores.

Motivación: Entender el viaje de cada uno, como el liderado llegó a dónde está y para dónde quiere ir. Que es lo que lo hace levantarse todos los días a la mañana, o que lo hace querer regresar al día siguiente.

Empatía: “Intente andar una milla con el zapato de otro”, dice una expresión que incentiva a vivir la vida del prójimo para entender el  motivo de sus acciones.

Influencia: Se influencia más con las acciones que con las palabras. Por eso no adelanta dar órdenes. Su biografía en las redes sociales puede predicar más que un sermón en una iglesia llena.

Pero dentro de esos pilares, el mejor consejo para el líder creativo viene de la escritora Elena de White, en el libro Liderazgo Cristiano, página 30. Ella escribe que “Los que ocupan posiciones de responsabilidad tienen mucho que aprender. Cuando los hombres sienten que sus ideas no tienen defectos, es tiempo de cambiarlo de su posición de presidentes a una posición de aprendizaje.” Los líderes creativos saben que nunca es tarde para aprender algo nuevo y que las buenas ideas pueden surgir de cualquier persona en cualquier momento. El miedo a equivocarse puede crear cascarones que dejan la visión comprometida, y la misión deja de avanzar para no desmoronarse. Al final, como dice Alfred North, “casi todas las ideas tienen un cierto aspecto de locura cuando son escuchadas por primera vez”.

Siempre aprender, como un niño, que constantemente hace preguntas y que ve el mundo lleno de novedades. En Lucas 9:46-48, al percibir una discusión entre los discípulos para saber quién era el mayor entre ellos, o el posible líder después del Maestro, Jesús llama a un niño y dice “Cualquiera que reciba a este niño en mi nombre, a mí me recibe; y cualquiera que me recibe a mí, recibe al que me envió; porque el que es más pequeño entre todos vosotros, ése es el más grande”. Influenciar a otros es una cuestión de disposición, no de posición (John C. Maxwell).

Steve Jobs, fundador de Apple y uno de los personajes más creativos de la historia de la tecnología, en un discurso de graduación en la Universidad de Stanford, cita una frase que marcó mucho su camino como líder. Dijo que vio en una contratapa de un catálogo, debajo de una imagen de un camino, la frase “Manténganse hambrientos. Manténganse descabellados”  Nunca pare de aprender, y cuando aprenda algo nuevo, actúa como un niño bobo con su nuevo descubrimiento.

El líder creativo es aquel que entiende que todos estamos en un largo viaje de aprendizaje, por eso ninguno sabe más que otro, solo algunos son llamados para posiciones diferentes, con el objetivo de dirigir personas y proporcionar experiencias de crecimiento personal y espiritual, para que todos alcancen su propósito en la vida.

WordPress Image Lightbox Plugin