Noticias – Adventistas

Geyvison Ludugerio

Geyvison Ludugerio

Fuera de Caja

Todo lo que usted conocía, conózcalo de nuevo. Innovación y Creatividad en la práctica.

David y Goliat en el Valle del Silicio

Foto: Shutterstock

Así fue recibido David por sus hermanos en el Valle de Ela, donde días antes un gigante llamado Goliat había provocado al pueblo de Israel a fin de probar su fuerza. Esa recepción podría desanimar a cualquiera, pero David tenía una personalidad diferente. Tenía una mente innovadora.

La Biblia presenta a David en diversas fases de su vida, como una especie de reality show en el que aparecen sus acciones y pensamientos, muestra sus puntos fuertes y sus debilidades desde que era pequeño hasta su vejez. Así todos se identifican con el personaje en por lo menos algún momento de su vida; por eso las lecciones para nuestra vida son muchas. Me gusta verlas desde el punto de vista de un joven creativo e innovador, así como los jóvenes que viven hoy en el Valle del Silicio. ¿Ya oyó hablar de ese valle?

Lea también:

Aburrido en la iglesia

El Valle del Silicio es una región en el estado de California, Estados Unidos, donde están agrupadas centenares de empresas innovadoras en las áreas de tecnología e Internet. Allá usted encontrará empresas como Apple, Google, Facebook, Yahoo y Pixar, pero existen muchas otras compañías que hicieron su fortuna por medio de ideas que cambiaron el mundo de alguna forma. El secreto de esa región, enfocada en la innovación, no está en estos grandes complejos creativos, sino en los garajes de diversas casas de suburbio. Allá, sin que nadie lo sepa puede estar surgiendo la próxima revolución de Internet. Alguien, en este exacto momento puede estar creando la próxima Apple.

La cultura que se vive en esta porción del mapa es “yerre, pero yerre rápido”. No huya de los problemas, porque errar es parte del proceso de aprendizaje, para que su idea quede cada vez más consistente ante los problemas que todavía vendrán. ¡Qué pensamiento fantástico! La resiliencia es la palabra de orden para quien quiere innovar. Y por eso, muchas empresas con buenas ideas mueren, se concentran en el proceso y no fortalecen su propósito y misión.

David tenía grandes chances de ser uno de los habitantes del Valle del Silicio. Poseía todas las características de un joven con mentalidad disruptiva, especialmente en su evento principal relatado en la Biblia; la lucha contra el gigante Goliat. Vea algunos ejemplos de cómo David era un joven innovador:

Era valiente (1 Samuel 17:34-37). El pastor de ovejas no tenía solo la función de guiar el rebaño, también tenía que protegerlo. En el pasado, David ya había derrotado animales feroces usando solo una honda, por eso ya sabía cómo enfrentar nuevos peligros. Desafió el statu quo (1 Samuel 17:38, 39): El rey Saúl, tal vez con pena del futuro soldado, le entregó su propia armadura, la que más protegía de todas, al final era la armadura del rey. Pero David rehusó su ofrecimiento, porque no servía para su plan. Los métodos usados antiguamente no son garantía de éxito.

Pensaba de manera simple (1 Samuel 17:40). Tener el foco en lo importante es esencial para un trabajo ágil y eficiente. A veces, queremos hacer un trabajo muy bien elaborado, lleno de elementos y detalles. El dicho popular dice: “Hecho es mejor que perfecto”.

Era creativo (1 Samuel 17:45). Por ser un músico, la creatividad estaba en las venas de David. Usaba lo que estaba a su alcance para resolver problemas, no le importaba el tamaño del desafío, David usó su habilidad principal como el elemento más importante y diferenciado. Hoy la creatividad hace la diferencia para solucionar cualquier tipo de problema.

Tenía confianza (1 Samuel 17:26). El miedo nos hace crecer, en cada momento que nos deparamos con desafíos, necesitamos apegarnos a la fuerza que viene de lo alto. David sabía que quien vencería no sería él sino el Señor de los Ejércitos.

El compromiso de los jóvenes que viven el Valle del Silicio de intentar cambiar el mundo es tan grande que ellos no miden sacrificios. Es común encontrar casos de personas que resuelven vivir dentro del auto, o dentro de la empresa, sin querer volver a casa creyendo que perderían un tiempo precioso. La vida no está completa sin que yo dé mi contribución para revolucionar el mundo.

Walter Isaacson, autor del libro Innovadores, donde cuenta la historia de personas que cambiaron el rumbo de la sociedad con ideas creativas, diría que “las mejores innovaciones aparecen cuando personas curiosas se juntan y comienzan a hacer preguntas”. David también hizo algunas preguntas como: “[…] ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?” (1 Samuel 17:26).

En el Valle de Silicio, las personas se enfocan en las preguntas cuando todavía no saben las respuestas. En el Valle de Ela, las preguntas no son importantes, al final, la seguridad de la victoria y el deseo de hacer lo que debe hacerse nos hacen enfrentar la batalla.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin