Noticias – Adventistas

Felipe Lemos

Felipe Lemos

Realidad Enfocada

Datos y fechas analizadas bajo un punto de vista bíblico.

Lo sobrenatural aún atrae a muchas personas

Esta afirmación  puede parecer un poco extraña, pero es plenamente posible  comprenderla cuando vamos a las estadísticas mundiales sobre religiosidad y espiritualidad. Una investigación de Pew Research Center [1], divulgada en 2015, mostró que, entre 2007 y 2014, aumentó el número de norteamericanos que se decían religiosos pero no estaban vinculados con ninguna iglesia (el crecimiento fue del 16,1%  al 22,8%). Al mismo tiempo, el porcentaje de personas de las llamadas creencias no cristianas también creció. Pasó de 4,7 a 5,9% en el mismo período investigado. Y eso ocurrió paralelamente a una disminución de personas que se dicen católicas o evangélicas en los Estados Unidos.

Pero un dato interesante: de acuerdo con datos de 2013 presentados por el Centro para Estudios del Cristianismo Global [2], las personas que se declaran religiosas en el mundo aumentaron, pasando del 82% en 1970 al 88% en 2013. El Centro estima que, hasta 2020 ese porcentaje llegará a un 90%.

Yo lo comprobé hace algunos días. Volvía de los Estados Unidos, cuando me encontré con una señora norteamericana, que también venía a Brasil. Y ella, muy animada, me contó que ya había estado por lo menos 25 veces en nuestro país. Y siempre por el mismo motivo: en busca de religiosidad, espiritualidad o el deseo de tener un contacto mayor con lo sobrenatural. Ella iba hasta Brasilia y desde allí tomaba una conexión hasta una ciudad a 121 km de distancia, ubicada en el interior de Goiás, para estar en contacto con un grupo creciente de personas que alegan hacer curaciones espirituales.

Experiencias religiosas y oportunidad para las iglesias

Sí, al contrario de lo que la gente piensa, las personas quieren tener experiencias religiosas, aun en este mundo considerado como secularizado y con aversión a la espiritualidad. Eso no significa necesariamente estar vinculado a una religión, iglesia o denominación en el sentido tradicional de la palabra.

Me quedé pensando y resolví compartir algunas ideas con las iglesias sobre esa oportunidad. Si las personas están más propensas a tener ese tipo de contacto con lo sobrenatural (que puede tener varios nombres en las diferentes creencias que existen o todavía existirán), es algo para pensar para quien comprende y defiende la religiosidad según la óptica bíblica.

Veamos:

  1. Una excelente experiencia religiosa: El pastor Samuel Neves, director asociado de Comunicación de la Iglesia Adventista mundial, presentó un tema recientemente sobre la necesidad de las iglesias de promover excelentes experiencias con las personas que las buscan. Es más que tener contenido, es proporcionar momentos impactantes en la vida de las personas al tener contacto con una doctrina, un grupo de personas cristianas y una comunidad donde se dice vivir el amor. Todo esto está relacionado con la historia bíblica de Juan 1:38 y 29 cuando Jesús invita a sus primeros discípulos a conocerlo más profundamente, a tener una experiencia real con él y no solo limitarse a oír acerca de él. Esa búsqueda de lo sobrenatural probablemente tiene como telón de fondo una necesidad del ser humano de conectarse, de manera experimental, con algo mayor que él. La Biblia tiene esa experiencia para ofrecerla gratuitamente y las iglesias deben ser canales para esto.
  2. Principios claros y no flexibles: La historia de la señora norteamericana, que relaté al inicio del artículo, es un ejemplo de esa premisa. Ella sigue reglas para participar de la casa de curaciones espirituales en Brasil. Viaja miles de kilómetros anualmente para servir y sabe exactamente qué papel tiene en el proceso. Al contrario del sentido común, la religiosidad bíblica tiene fuerza, justamente cuando muestra que está fundamentada en principios claros, no flexibles y consistentes.

A pesar de que el término espiritualidad tal vez nos lleve a pensar que todo vale desde que sea “bueno para el alma”, etc., en esa búsqueda por lo sobrenatural hay indicaciones que facilitan la conexión con el ser superior. En la Biblia, que presenta a un Dios personal e interesado en la salvación del ser humano, hay un texto bien interesante sobre ese tópico. Allí, la voluntad de Dios se resume en varios textos, como la ley. El salmista registra, en el salmo 119:72,70 “Mejor me es la ley de tu boca que millares de oro y plata” “en tu ley me he regocijado”.[3]

  1. Esperanza real: Al fin de cuentas, ese creciente grupo de personas, más habituadas a la religiosidad y la espiritualidad, va detrás de esas experiencias y sigue reglas y principios, la mayoría de las veces no bíblicos, porque quiere una esperanza real para su vida. Quiere alcanzar algún tipo de resultado que va más allá de nuestra realidad aquí. La Biblia tiene esto para ofrecer y las iglesias cristianas deberían aprovechar ese potencial bíblico y no recrear ideas humanistas para satisfacer placeres temporarios de sus fieles y simpatizantes. En la Biblia hay esperanza real para quien busca a un Dios misericordioso, perdonador, amigo, cercano, sensible, coherente, amor en esencia, capaz de acercarse hasta sus criaturas desinteresadas para rescatarlas espiritualmente. Ese es el resultado que inconscientemente quieren muchos interesados en el mundo sobrenatural. Pero, que por algunas razones no encuentran más en las iglesias tradicionales.

Tal vez esas personas estén buscando en fuentes equivocadas, sí. Pero tal vez estén golpeando las puertas de las iglesias; sin embargo, encuentran solo un discurso, un esfuerzo retórico y destituido de verdadero sentido, de genuino interés por la salvación de sus vidas.

¡Para pensar y actuar!

 

[1] Investigación disponible en: http://www.pewforum.org/2015/05/12/americas-changing-religious-landscape/

[2] Reportaje sobre la investigación disponible en: http://pt.aleteia.org/2013/07/11/o-mundo-se-torna-mais-religioso/

[3] Santa Biblia, versión Reina Valera revisada en 1960.

 

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin