Noticias – Adventistas

Emanuele Salles

Emanuele Salles

Imagen & semejanza

Belleza y vestimenta analizados según los critérios de la Santa Biblia en un lenguaje más informal.

Cuando estar mal vestido se vuelve un ruido en la comunicación

modestia-simplicidad-discrecio

Es mucho más fácil creer en lo que alguien bien vestido tiene para decir

Me sorprendo al ver cómo muestran a los cristianos en algunos programas de TV. El creyente parece una caricatura humana, con énfasis en muchas características extrañas. Parece un alienígena de mal gusto, raro y loco, hablando un montón de cosas sin sentido. Dios no creó un pueblo para ser visto como ridículo y servir de broma para el mundo. ¿Recuerda que modestia significa sencillez? Se ha dado cuenta de que alguna ropa, del tipo titulado como “ropa-de-creyente”, llama más la atención que una vestimenta moderna y de buen gusto? Algunas son tan “llegué” que hasta hacen de la persona un punto de referencia, más o menos así:

— ¿Donde queda la panadería más próxima?

Debe ir recto y girar a la derecha, después de esa persona extraña.

Decencia, modestia y sentido común son los pedidos de Dios para nuestra apariencia (1º Timoteo 2:9). ¿Sabía usted que modestia es lo mismo que simplicidad y discreción? Es, lo correcto es no vestirnos de forma que llamemos la atención hacia nosotros mismos. Podemos concluir que ser relajado y mal vestido es una forma de ignorar este principio. Casi nadie piensa desde esta perspectiva, pero deberían. Cuidado cuando se vista de manera distinta de la realidad porque esto puede disminuir la credibilidad que usted tiene frente a las personas. Es mucho más fácil creer en lo que alguien bien vestido tiene para decir, que en alguien con apariencia relajada, ¿verdad?

Cierta noche, mi hermana y yo tuvimos que viajar a la ciudad de San Pablo. Nuestros padres se quedaron preocupados, pues llegaríamos allá muy tarde, y  dependeríamos del transporte público. Al llegar a nuestro destino, paramos en un cajero automático para sacar dinero. Estábamos temerosas y con miedo de un asalto; después de todo era muy tarde. De repente, un hombre muy mal vestido y con una apariencia extraña se nos aproximó y dijo:

— Aquí es muy peligroso a esta hora.

– Me asusté, pensando que todo lo malo que temíamos estaba por suceder en ese momento.

— Pero estén tranquilas. Yo estoy aquí para protegerlas – terminó el hombre.

Por un lado nos sentimos aliviadas. “Uf, es solo un loco”, pensé. “Vamos hermana”, dijo mi hermana, acelerando los pasos mientras me tomaba de la mano. Después me pregunté si aquel hombre realmente tenía la intención de protegernos mientras sacábamos el dinero, o si era un marginal, como lo deducimos. ¿Será que lo juzgamos injustamente por su apariencia? Puede ser que sí. Pero en un mundo lleno de mentiras y maldades, esa es la realidad. Queriendo o no, la imagen todavía habla más alto que cualquier grito. Cuando hay duda, las personas se apartan. Por eso, como cristianos, es fundamental que transmitamos confiabilidad a través de nuestra imagen. De esta manera, nuestras palabras ganan espacio y fuerza.

Por relatos bíblicos, sabemos que Jesús andaba bien vestido, pues necesitaba ser tomado en serio al predicar el evangelio. ¿Por qué usted cree que, en su crucifixión, los soldados quisieron sortear su túnica para ver quien se quedaba con ella? ¡Fue una pelea loca por la ropa de Jesús! Bueno… Ellos no creían que él verdaderamente era el hijo de Dios, por eso no querían su vestimenta como objeto de honra. Seguramente era una pieza bonita, por eso la querían tanto.

Me acuerdo de haber oído una historia interesante sobre “la iglesia de las personas bonitas”. En cierto culto, el pastor contó sobre una persona que había sido bautizada recientemente. Ella dio su testimonio, diciendo que algo que llamó su atención fue la elegancia de los miembros de iglesia, a los cuales ella siempre observaba desde el patio de su casa. A su modo de ver, algo muy importante debía suceder en ese lugar, ya que todos se vestían tan bien para entrar en él. Curiosa, fue a un programa. El final de la historia usted ya lo sabe.

Claro que nuestro objetivo de vida no es ser elegante y bien vestido, pero, para realizar una misión tan grande, es necesario estar atento en todos los detalles. Acostumbramos decir que nuestro hogar no es aquí, pero también debemos recordar que no somos de Marte. Tenga presente que, para oír nuestras palabras, primero analizarán nuestra imagen.

Noticias Relacionadas


Comentarios

  • Maggie

    Hola Hnos. en parte estoy muy de acuerdo, pero también agregaría, que si bien es cierto andamos bonitos, con una buena vestimenta, nuestro semblante también debe denotar salud, por qué digo esto?… Porque muchas mujeres somos por naturaleza, pálidas y es necesario poner algún maquillaje bonito, sobrio, y que refleje femineidad y buena apariencia… Porque he escuchado a mucha gente no adventista decir que como se proclama por ej: El régimen prosalud, si muchas hnas. que llevan estos libros, carecen de un buen semblante. Creo que para acompañar una linda vestimenta, debe ir de la mano de un pequeño arreglo personal, ya sea el cabello y el rostro… Yo soy dueña de una agencia de viajes, y debo dar una buena imagen a mi público, y con mayor razón si somos hijas de un Dios maravilloso que proclamamos su 2da Venida y la importancia de un cuerpo saludable y la alegría que debe caracterizarnos por tener un DIOS MARAVILLOSO…
    Un poquito de arreglo y alguna joyita bonita bien puesta y no parecer un árbol navideño, creo que no le hace mal a nadie, al contrario, denota cuidado, preocupación y respeto por quienes nos rodeamos a diario… Saludos y qaue bien poder opinar, espero que haya más gente que lo haga…

  • berenice garcia

    la biblia dice nada de joyas, si vestimos como el mundo, hablamos como el mundo, andamos como el mundo no cabe duda, somos del mundo, no pongamos ningun pretexto, la un ica razon de seguir a la moda maquillarse, ponerse tacones altos que dañan nuestra columna, y alguna joyita bonita es la vanidad

  • Bianca Paradis

    Creo que primero debemos buscar amar a Dios y todo caerá por si solo…si arreglo mi apariencia personal ,es cuestión mía y de Dios ,no creo que nadie tiene o debe opinar con una decisión personal..por lo mismo,no critico con las decisiones de otras personas;en tal caso ,si considero que esta cometiendo un error ,si lo quiero ayudar ,creo que no llegare a nada criticándolo o juzgándolo ,entonces estaría tomando el rol de Dios!!..por que al fin al cabo solo él conoce los corazones y y su espiritualidad! ;creo que primero debo ayudarle con las oraciones .

    La ropa te hace,pero si dice mucho de las características de tu personalidad!la psicología se refleja en tu apariencia, ….yo pienso en que debo cuidar mi apariencia sin que vaya contra mis principios, denotando sobre todo cuidado,limpieza,respeto y elegancia,y esto no se encuentra en ropas caras ni lujosas,sino en la actitud la delicadeza y la personalidad.

    En este mundo tratamos con personas cristianas y no cristianas;y muchas veces las personas no cristianas relacionan a los creyentes con dejadez y descuido en la apariencia personal, relacionan la humildad con la pobreza y no con una característica del carácter , creo que se debe cambiar esa imagen ,por una mejor,como la de un cristiano que inspire respeto!..Y mostrar que los hijos de Dios somos en verdad personas que satisfacen y llenan todos los aspectos de la vida!.y están en armonía con Dios!.

  • Valeria

    No se refiere a usar ropa cara, sino a que debemos tener cuidado cómo nos vestimos porque eso también es un reflejo de nuestro carácter… Usar ropa decente y sencilla (o sea, sin tanto detalle, aplicaciones que llamen la atención), que cuando alguien te vea sienta o perciba que eres una persona de buen fiar… todo influye en nuestra forma de vestir: el entorno, tu personalidad, etc. Con respecto al maquillaje, una mujer no debería maquillarse por dos razones: si es una persona creyente, bueno pues, obedecer a lo que dice Dios, ¿no? Pues Él sabe por qué lo hace y lo que nos lleva a la segunda razón que es la salud. Está probado que el maquillaje tapa los poros de la piel, sea párpados, cachetes y cualquier parte de la cara. No es bueno utilizarlo. Y de esas personas que se ven pálidas y “cuidan su alimentación” o “siguen” el régimen alimenticio que aconseja Elena G. de White, es porque verdaderamente no se cuidan de forma consciente o inconsciente. Las personas que de verdad siguen este régimen e investigan más – sea vía internet o mediante cualquier otro medio – sobre cómo alimentarse de manera sana sin carnes ni nada proveniente de este, son chaposas, de piel suave, cabello brillante y sin achaques. Yo lo he visto y comprobado.

    POSDATA. Está claro que cuando uno conoce a Dios, uno cambia completamente su forma de pensar en todos los aspectos de la vida y trata de ser una persona correcta de la mejor manera posible. Además, hay un cierto “aire” entorno tuyo que cambia y hace que las personas piensen “oye, esa persona es diferente, no sé, tiene cierto aire que me da confianza” sin necesidad de usar una ropa cara o llamativa, ni maquillaje.

  • Michael Douglas Onir

    La sencillez tampoco significa que debemos andar descuidados, pero estar muy pendiente de la apariencia fisica y las modas, nos puede llevar a ser vanidosos y como resultado contaminar nuestro corazón.

    La palabra de Dios nos da dos ejemplos:

    El de satanas: Se enalteció tu corazón A CAUSA DE TU HERMOSURA, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra, y delante de los reyes te pondré por espectáculo. Ezequiel 28:17

    El de Jesus: Subirá cual renuevo delante de él, como raíz de tierra seca. NO HAY HERMOSURA EN ÉL, ni esplendor; lo veremos, mas sin atractivo alguno PARA QUE LO APRECIEMOS. Isaías 53:2

    En mi opinion y testimonio personal, no creo que un sermon sea mas creible por la apariencia del expositor, lleve buena ropa o no, el que realmente va a escuchar la palabra de Dios no se fija en nada fisico.

    La palabra de Dios nos da ejemplo:

    Mateo 3: 4-6

    4 Juan se vestía con ropa hecha de pelo de camello y usaba un taparrabos de cuero. Comía saltamontes y miel silvestre. 5 MUCHOS IBAN A OIR A JUAN. Llegaban no sólo de los alrededores del río Jordán, sino también de la región de Judea y de Jerusalén. 6 Confesaban sus pecados y él los bautizaba en el río.

  • anonymous

    “Por Relatos Bíblicos”? leíste la Biblia correctamente hermanita? Ese manto, que los soldados estaban echando suertes sobre, no pertenecía a Jesús en un principio. Eso no era parte del guardarropa de Jesús ni parte de su armario. Los soldados creado la bata por ellos mismo para burlarse de él. El principal punto a “vestido como un cristiano” es, de hecho, porque quiere destacar entre la multitud. Siguiendo a Jesús en todas sus formas de vida, de forma predeterminada, la religión que profesan creer y vivir hará que usted se destaca de los demás, el común, el mundo y es tendencias. Por favor, hermanas y hermanos, lean la palabra de Dios y el Espíritu de Profecía cuidadosamente y con mucha oración. La palabra de Dios y de Sus profetas son tan relevantes hoy como cuando fue escrito primero. Sus palabras trascienden el tiempo, las culturas, las tradiciones, las modas y nuestras zonas cómodas.

  • Álvaro Mardones

    Quizá Juan el Bautista por su aspecto personal hubiera parecido un vagabundo, un loco ermitaño, pero sin embargo, fue impulsor de una de las mayores reformas religiosas en la provincia romana de Judea. Es cierto que debemos tener en consideración que el aspecto personal es importante en el mundo para proyectar una imagen, pero afortunadamente los cristianos no prejuzgamos a las personas por su aspecto personal, de manera que valgan los consejos sobre imagen personal para el mundo, para los adventistas no queda más que seguir el Reino de Dios y su justicia y las demás cosas vendrán por añadidura.

    PD. No estoy de acuerdo con la imagen de una mujer joven que encabeza este artículo, pareciera ser una modelo de la apariencia a seguir, sentando en forma arbitraria el “sentido común” de como deben verse los cristianos. La Iglesia Adventista es universal y su mensaje es para la humanidad entera, evitemos los estereotipos de vestimenta occidental que no necesariamente coinciden con la realidad cultural de cada etnia a la cual puede pertenecer un hermano de la Iglesia Adventista.

WordPress Image Lightbox Plugin