Noticias – Adventistas

Carolyn Azo

Carolyn Azo

Desafíos espirituales

Reflexione sobre las vicisitudes de la vida en su caminar diario con Dios y sepa que aún existe esperanza.

¿Reescribirán la Biblia al estilo Potter?

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”. (Mateo 24:35)

Hace unos días atrás encontré una noticia que me llamó mucho la atención. La nota decía que la escritora de la serie de Harry Potter, JK Rowling, habría sido contratada por el Pontifice para reescribir la Biblia para una nueva generación de católicos y cristianos.

Rowling, cuyos libros están basados en magia y ocultismo, habría aceptado el desafío de reescribir la Biblia, donde usaría criaturas bíblicas como el leviatán.

La razón por la cual se reescribiría la Biblia al estilo Harry Potter es porque las ventas de la imagen de Jesús habrían caído en un 200% en los últimos diez años, informó el medio según fuentes cercanas al pontífice.

Otra cosa que me llamó la atención fue la acogida de la gente en los comentarios dejados al final de la nota, apoyando la iniciativa, y otros hasta burlándose de la misma. Muy pocos condenaron tal acto.

Sin embargo, no yendo muy lejos, es triste saber que la humanidad tiene grande culpa en esta supuesta blasfemia, ya que cada uno reescribe la Santa Biblia a su manera haciendo su propia voluntad y dejando de lado nuestro Libro Guía dado por el Creador.

Tal vez ya hayas criticado a JK Rowling pero haz una introspección de ti mismo y verás que cada día dejando de escuchar la voz del Espíritu Santo, y cuando intentas adaptar las enseñanzas de la biblia a tu comportamiento o estilo de vida reescribes los párrafos bíblicos a tu conveniencia

Así sea que la noticia sea cierta o no esté confirmada, o tal vez sea solo una falsa alarma, sabemos que es un ataque para destruir la Biblia. A propósito, uno de los períodos de la historia donde se atentó contra el Libro Sagrado fue en el siglo XVI.

La escritora norteamericana Elena G. White en su libro “El Grande Conflicto”, página 270, párrafo 3, dijo: “Cuando la Biblia fue prohibida por las autoridades civiles y religiosas, cuando su testimonio fue pervertido y se hizo cuanto pudieron inventar los hombres y los demonios para desviar de ella la atención de la gente, y cuando los que osaban proclamar sus verdades sagradas fueron perseguidos, entregados, atormentados, confinados en las mazmorras, martirizados por su fe u obligados a refugiarse en las fortalezas de los montes y en las cuevas de la tierra, fue entonces cuando los fieles testigos profetizaron vestidos de sacos. No obstante, siguieron dando su testimonio durante todo el período de 1.260 años. Aun en los tiempos más sombríos hubo hombres fieles que amaron la Palabra de Dios y se manifestaron celosos por defender su honor. A estos fieles siervos de Dios les fueron dados poder, sabiduría y autoridad para que divulgasen la verdad durante todo este período”.

*Los dos testigos son el Antiguo y el Nuevo Testamento bíblico. Y los 1260 años es un período profético descrito en Daniel y Apocalipsis.

He aquí, vienen días —declara el Señor Dios—en que enviaré hambre sobre la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír las palabras del Señor. (Amós 8:11)

Reflexionemos

El deber de los cristianos que dicen ser seguidores de la Bíblia, en estos tiempos de la historia, es realzar la verdad de la Biblia, pues para ellos es la Palabra de Dios y es importante colocarla por encima de todo entendimiento humano. Aunque el mundo esté en su contra la Palabra de Dios deberá permanecer firme en su corazón, hasta que Cristo venga por segunda vez a esta tierra.

Ya que satanás no solo se empeñó en desaparecer la Palabra de Dios de la tierra, sino que no pudiendo destruirla se propone tergiversarla, es necesario estar atentos a cualquiera de sus ataques. Mi consejo es que se prevenga leyendo un capítulo diario por día. Propóngase participar del proyecto Reavivados por su Palabra y memorizar textos de la Biblia que le ayudarán a reforzar la memoria.

Hagamos de la lectura de la Biblia un hábito en nuestro diario vivir.

“Yo protesto a cualquiera que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios pondrá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad, y de las cosas que están escritas en este libro.” Apocalipsis 22:18, 19.

Noticia orginal en inglés: http://ow.ly/JnZEw

Reflexione con el siguiente video que muestra al pueblo Kimyal recibiendo por primera vez la Santa Biblia con gozo, y glorificando a Dios.

 

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin