Noticias – Adventistas

Carlos Magalhães

Carlos Magalhães

Iglesia conectada

Columna habla sobre como llevar el mensaje de Cristo al mayor número posible de personas con la tecnología digital y los recursos presentes en el universo de Internet.

Adorador.com

La tecnología cambia el mundo, y el mundo… ¿cambia a las personas?

¿Usted es del tiempo en que los proyectores de diapositivas y retroproyectores hacían la diferencia en los cultos y series de evangelismo? Pues ese tiempo pasó rápido, y hoy, buena parte de las iglesias ya posee proyectores de video de alta resolución.

Estuve en iglesias en que las personas ya no llevan el himnario a las reuniones porque la letra está expuesta en la pantalla. El uso de esta tecnología se adoptó de tal manera que modificó la forma de adoración. Hoy, la iglesia dispone de varios videos y presentaciones en PowerPoint para ser usados en esos momentos.

Así como la proyección de los videos modificó la forma de adoración en los cultos, es probable que con la tecnología de Internet se produzcan cambios todavía más significativos y profundos que harán impacto en la mente del adorador.

En este artículo analizaremos brevemente cómo Internet ya está impactando a algunos miembros de iglesia. Lo definiremos como “adorador.com”, o sea, es quien en tiempos de Internet usa esa tecnología en la adoración y misión. Desde un punto de vista más optimista intentaremos imaginar cómo podemos adaptarnos a los cambios actuales y futuros de manera positiva.

¿Superficiales o más inteligentes?

Una de las críticas más severas a la generación “internetizada” es que no poseen profundidad de pensamiento y sufren con el déficit de atención. O sea, su mente agitada e inquieta hace que adquieran muchos contenidos de manera rápida, pero sin detalles, reflexión y profundidad. Por otro lado, algunos investigadores creen que son más inteligentes, pues desarrollaron una capacidad selectiva mayor, acumularon la experiencia y el conocimiento de sus padres y abuelos “juntos”.

Aplicando este concepto a adorador.com significa que tenemos un gran desafío al transmitir o “compartir” nuestra fe a las próximas generaciones. Desafío, porque necesitamos adaptar o cambiar algunos métodos. Por ejemplo: el adorador.com se distrae rápidamente cuando el asunto expresado desde el púlpito no le interesa. Su primer instinto es conectarse a algo más interesante. Tal vez esto explique la posición de cabeza hacia abajo debido al uso creciente de smartphones dentro de la iglesia.

Para contrarrestar ese déficit de atención, los especialistas sugieren algunas cosas:

  • El uso de historias para explicar conceptos abstractos.
  • Snack Content o trozos cortos de contenido en varias veces para facilitar la asimilación y retención.
  • Relevancia del contenido para quien escucha.
  • Aplicación práctica. Responder cuál es la importancia práctica de lo que se está exponiendo.
  • Estímulo visual e imaginación. El com adquiere conocimiento por medio de videos e imágenes con más frecuencia que por la lectura de libros. Una historia presentada en video atrae más su atención. Pero también es común que lea libros de muchas páginas, siempre que contengan historias que inciten su imaginación. Lo que significa que la producción de contenido audiovisual, el uso de historias o parábolas, como era el método de Jesús, continuará siendo importante para la transmisión de las verdades del evangelio.
  • La interacción es esencial para el com. No solo porque mientras él interactúa es señal de que está conectado al contenido, sino también porque necesita tener libertad para expresar su opinión y saber lo que otros amigos piensan sobre eso. Por ejemplo: en muchas iglesias ya es posible percibir que, durante el culto, algunos adolescentes (y adultos también) están en WhatsApp u otros aplicativos de mensajes mientras el predicador habla. Lo sepa usted o no, algunos están comentando lo que oyen, de manera positiva o no, pero están interactuando. Podría ser interesante si el predicador interactuara con ellos al mencionar o aclarar algunas de esas opiniones durante el sermón. También podría incentivarlos a registrar y más tarde compartir las cosas más destacadas del culto con los amigos que no vinieron o no están en la iglesia.
  • El com es multitarea. Algunos investigadores no creen que la mente humana pueda enfocar varias cosas al mismo tiempo. Lo que la generación actual hace es dar pequeñas fracciones de atención a varias cosas de manera muy rápida. Esto explica por qué el adorador.com sufre con algunos cultos. Quedarse sentado con la mirada en la misma dirección, escuchando en silencio, sin interactuar y durante un período de tiempo extenso, sería un martirio y casi imposible de soportar para su mente agitada.

Una solución sería cambiar la liturgia en las iglesias, pero podría provocar un problemático choque de culturas y un conflicto entre generaciones. Por eso será necesario recurrir a la  investigación y solicitar la dirección divina para retener al adorador.com dentro de los templos y evitar su fuga a un culto on demand (la persona elije cuándo, dónde y a quién asistir).

  • El com y la Esperanza. Él se integra con facilidad si cree que una causa es justa. Tiene esperanza de que su participación sumada a la de otros puede cambiar el mundo. Le gusta colaborar aun cuando no tiene recursos. Entonces comparte con la esperanza de que alguien pueda. Esas ganas de participar de causas, sumada a su habilidad de usar las redes sociales, hacen de él un poderoso comunicador capaz de influenciar a millones de personas.
  • El adorador.com es transparente. Expone su vida, sueños y deseos públicamente en las redes sociales. No siente vergüenza por eso, pero odia la hipocresía y el formalismo. En verdad, la hipocresía no forma parte de su estilo de vida. Asume quien es y tiene orgullo de, a veces, ser diferente. Imagine el poder de influencia que posee cuando da un buen testimonio o cuando recomienda algo. Los que están conectados a su red de amistades saben que es verdad porque la autenticidad es una moneda entre ellos. Un ejército de personas así podría sacudir el mundo testificando el amor de Cristo.

En artículos futuros nos expandiremos más sobre la cuestión de adorador.com. Por el momento, tal vez sea interesante reflexionar que esa ruptura de pensamiento y comportamiento manifestado por Internet vino para quedarse e intensificará más todavía los abismos entre generaciones. No tenemos cómo frenar el cambio. Pero tampoco tenemos que temer en cuanto al futuro porque Dios está al control de su iglesia. Eso sí, debemos adecuarnos, tal vez archivando algunas herramientas antiguas o creando otras nuevas, pero con el objetivo de preparar una generación que edificará las ruinas antiguas.

“Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar”. Isaías 58:12.

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin