Noticias – Adventistas

Ana Paula

Ana Paula

Misión y voluntariado

Hasta dónde llegan las personas que se colocan en manos de Dios para servir en la misión de predicar el evangelio

Sirva por los motivos correctos

Foto: Shutterstock

Es casi imposible no mencionar en la columna de este mes toda la turbulencia política que estamos viviendo en nuestro país. Todavía hay mucho por delante, entonces debemos orar por el futuro de nuestra nación.

Hablando de días agitados, en esta semana intensificamos los preparativos para trasladarnos y volver a Egipto. Estamos partiendo para una jornada más de fe y esperanza. En ese proceso, estamos vendiendo buena parte de nuestras pertenencias. En una llamada de un joven interesado en nuestra cocina, la conversación comenzó con la situación de Brasil y él luego dijo: “Ustedes están bien. Van a Egipto. ¿Tienen espacio en la valija para llevarme junto? No nos podemos quedar más aquí”.

Lea también:

A fé que move montanhas e missionários

Dejando las bromas aparte, es posible que en este momento de gran tensión en el país, nos pase por la cabeza que es hora de salir, dejar todo atrás e intentar algo diferente, nuevo. Partir a la misión puede ser una excelente elección.

Necesito decirle que ese no debe ser el motivo para que usted decida servir como misionero en otro territorio. Ni por el hecho de haber perdido el empleo o no estar a gusto en la nueva función, por estar soltero o porque los hijos crecieron y ya están bien encaminados. Servir a Dios es una decisión importante a tomar, con un corazón convencido de que él quiere de su servicio, y en el lugar que él eligió para que usted vaya. Y créalo, él puede querer que usted continúe donde está, dedicándose a un trabajo en el cual él lo guiará para bendecir la vida de alguien, y la suya también.

Dios también usa la estructura de la Iglesia para despertar personas, capacitarlas y posibilitar diferentes acciones alrededor del mundo. Hoy me gustaría mostrarle como la Iglesia Adventista se ha organizado para dar apoyo, capacitación, motivación y otras herramientas para el servicio.

Cinco frentes de actuación como misionero adventista 

ISE: Este es el funcionario de Organización Adventista que sirve a la Iglesia en un país fuera de su territorio de origen. La sigla en inglés significa: International Service Employee (Empleado para Servicio Internacional, traducción libre). Al trabajar en la Organización Adventista, usted puede ser nombrado o invitado a asumir una función como misionero financiado por la OA en algún lugar del mundo.

Tentmaker: El término, también en inglés, significa “constructor de carpas”. Los constructores de carpas son misioneros de sostén propio, así como el apóstol Pablo. Él usaba su habilidad de hacer carpas (tiendas) para mantenerse en sus viajes de testimonio por diferentes lugares. Usted puede ser un profesional de su área en cualquier lugar del mundo para mantenerse mientras su ‘trabajo’ principal será testificar. Existen capacitaciones, incentivos y apoyo institucional de la Organización Adventista.

Valdenses: En la historia del protestantismo, los valdenses se unieron para conservar la fe cristiana y difundir el mensaje del evangelio. Ellos también dejaban sus lugares de origen para testificar. Los jóvenes adventistas valdenses reciben incentivos y apoyo de la OA para vivir en otros países como estudiantes, y testificar de su fe en  su período de formación académica.

Servicio Voluntario Adventista: Este es un programa mundial de la Organización Adventista que coordina los servicios de voluntariado relacionados a instituciones de la Iglesia alrededor del mundo. El programa reúne oportunidades de uno a tres años de servicio, con una ayuda básica de costo local correspondiente a hospedaje, alimentación y un seguro de salud ante emergencias para el voluntario. Existe una plataforma en línea para interconectar todas las instituciones que necesitan de voluntarios con un banco de vacantes, donde usted puede inscribirse gratuitamente y postularse a las que se encajan mejor con su perfil.

Por medio del SVA usted también puede solicitar informaciones sobre el programa “Valdenses” y “Tentmaker”. En el artículo “Para la Lista de Resoluciones de 2017”, indicamos otras organizaciones, proyectos y programas apoyados por la Iglesia Adventista en Brasil.

No experimente la misión para “probar” “para ver si me gustará”, “para ver si es para usted” o porque “le gusta viajar y conocer culturas”, para “cambiar de aire”, o tantos otros motivos que vienen a nuestra mente, y realmente vienen. Experimente a Cristo y él le dará la misión de su vida, y encontrará la mejor forma de mostrarle el camino a seguir.

“Pedid, buscad, llamad”. Él le responderá en el  momento apropiado, y todo tendrá sentido para usted.

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin